Estas leyendo

¡Enhorabuena AS Chile!

¡Enhorabuena AS Chile!

Se cumple un año del arranque de la andadura apasionante de AS en Chile y sólo puedo decir que desde aquí es un orgullo ver crecer un proyecto que ya está consolidado. Chile es un país que siempre me llamó la atención por su interminable cordillera andina, su riqueza paisajística, la naturalidad de sus gentes... y su fútbol.

De niño vi a Caszely hacer diabluras en el Español y de joven tuve la suerte de disfrutar con los goles de Iván Zamorano en mi amado Real Madrid. Cómo olvidar aquella noche memorable del año 1995 en la que el Madrid, entrenado entonces por Jorge Valdano, le metía un hat-trick en aquel histórico 5-0 al Dream Team de Cruyff. Y ahora que se cumple el primer año de Chile-AS no hay que olvidar el momento cumbre vivido por su selección nacional en la Copa América.

En aquella final con Argentina yo fui un chileno más. Disfruté de las paradas de Bravo (él tuvo mucha culpa de la Liga ganada por el Barça el curso pasado), la potencia y liderazgo de Vidal y la chispa y capacidad goleadora en ataque de Alexis. Messi y sus actores secundarios de lujo sucumbieron ante un rival con más orgullo, más carácter y más personalidad. Chile reflejó, a través de su selección, lo que muestra como nación. Un país convencido de lo que quiere y por qué lo quiere.

Volvamos a los héroes que han llenado las páginas de la web de As.com en Chile. Alexis ha enamorado a la Premier con su fútbol volcánico en la delantera de seda del Arsenal. Parece mentira que el Barça no valorase la calidad de este depredador del área. Que nadie ovide que el día que el Atleti le ganó al Barça la Liga en el Camp Nou hace dos temporadas, el gol de la esperanza culé lo metió Alexis con un cañozano descomunal. Messi ni apareció... Pasemos a Vidal, un 'todocampista' que fue uno de los artífices para que la Juventus ganase el Scudetto y, además, se metiese en la final de la Champions en Berlín después de eliminar, ni más ni menos, que al Madrid de Ancelotti, rey de la Décima. Ese Chile emergente ya dejó claro a España en el Mundial de Brasil que su progresión va muy en serio. De hecho, aquella eliminación injusta ante los brasileños nos dolió a los españoles como si fuese propia.

No les molesto más, amigos. Sé que soy un poco pesado, pero es que realmente me alegra ver crecer el proyecto de AS Chile como le gusta a un padre ver crecer a su niño. El bebé tiene un aspecto muy saludable y le auguro unos años fantásticos donde los éxitos profesionales de mis compañeros que trabajan en la redacción de allí se sumarán a los éxitos de los deportistas de su país. Sigan con ese empeño, esa humildad y esa entrega. AS somos todos. Chile y España siempre caminarán de la mano. ¡FELICIDADES, COMPAÑEROS!

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar