Estás leyendo

Tensa espera

Tensa espera

Claudio Bravo enteró ante el Bournemouth su tercer partido consecutivo como suplente en el Manchester City. Mala noticia. Cada vez que la cámara lo enfocó en este tiempo su cara mostró un fastidio evidente. No fue a Inglaterra para sentarse en el banco ni menos para ser blanco habitual de la prensa británica. Tenía otras expectativas. Después de todo dejó Barcelona para jugarlo todo en el equipo de Guardiola.

Bravo está molesto como cualquier arquero de categoría que atraviesa por una situación similar, pero, por sobretodo, se halla inmerso en una incertidumbre relevante: no sabe si la decisión del técnico catalán se hará extensiva a la Liga de Campeones de Europa donde el City recibe al Mónaco el próximo 21 de febrero por los octavos de final. Quedar fuera sería un golpe durísimo para el capitán de la Roja que anhelaba jugar una competición que en el equipó culé nunca se le dio.

¿Cómo ha reaccionado? Con cara de pocos amigos. Silente. Al margen de las redes sociales, pero trabajando con una dedicación a toda prueba. El propio Willy Caballero, su relevo en la titularidad de los Ciudadanos lo dijo esta semana “está entrenando fantástico, a un nivel muy alto”. El meta argentino, que esperó dos años y medio la chance de ser titular, no exageró. Bravo se está matando en los entrenamientos porque no quiere perder la camiseta en la Champions.

La disyuntiva de Guardiola a solo una semana del partido de ida ante el cuadro monegasco es todo un tema. Si el ex Barcelona queda al margen sería un mazazo. Caballero en tres partidos de Premier ha mostrado solvencia, conocimiento de la liga, le han marcado solo un gol, pero ¿está para ser titular en la Champions? El argentino jugó apenas cuatro partidos de liga en los últimos dos años. Recién ahora se le está dando. Esperó pacientemente su oportunidad. Con todo, Bravo debiera ser el elegido.

Si Guardiola, que no escatimó elogios para Bravo la semana pasada, opta por la rotación no será un despropósito. La Gran Luis Enrique funcionó en Barcelona con el meta chileno y Ter Stegen ¿Acaso en el City la fórmula no funcionaría? En términos reales, el número uno de Chile tiene más experiencia en partidos internacionales, en instancias relevantes, que Caballero.

En 2013 Manuel Pellegrini sacó a Joe Hart porque había bajado notoriamente su rendimiento y alineó en su lugar a Costel Pantilimon. Al cabo de un par de fechas, le devolvió la titularidad al portero de la selección inglesa. Poco después pidió el fichaje de Caballero que había sido su arquero de confianza en el Málaga pero salvo en un puñado de partidos de liga y una memorable actuación en la final de la Copa de la Liga Inglesa jugó escasamente con el Ingeniero. En síntesis, nadie tiene comprada la titularidad de un equipo grande de Europa.

Ojalá Bravo lo dé vuelta y se calce los guantes frente al Mónaco. Capacidad tiene de sobra. Y dureza sicológica para sortear el difícil momento también. Por ahora le está metiendo como loco en los entrenamientos y se muere de ganar por retornar al arco del City… Guardiola tiene la última palabra.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar