Estás leyendo

Nesting es la actividad de moda: el placer de no hacer nada en casa

BIENESTAR

Nesting es la actividad de moda: el placer de no hacer nada en casa

Nesting es la actividad de moda: el placer de no hacer nada en casa

Si no tienes ganas de salir y prefieres leer un libro, seguir viendo una serie, disfrutar de una buena siesta, reordenar, cocinar, o estar tranquilo en casa.

En Buenavida+ lees todo el tiempo ejercicios, consejos para estar en forma, pero hoy traemos algo diferente, un término que está de moda pero que nos recuerda a algo muy sencillo: no hacer nada en casa. O, no hacer nada que no sea estar en casa. Eso es nesting. Es una tendencia que dicen, se está poniendo de moda, cuando no te apetece salir, cuando prefieres seguir con el libro que estás leyendo, cuando lo que quieres es cocinar y disfrutar… Bienestar emocional que tanto necesitamos.

Estar en casa no significa no hacer nada, pero el ritmo de vida y las redes sociales provocan que muchas veces se tenga que compartir que algo se hace, que se está viajando, comiendo, saliendo… cualquier actividad salvo desconectar. No vamos a hablar de limpiar la casa, aunque hay a quien le relaja, o de dormir y dormir sin fin (aunque a veces sea tan necesario), estamos hablando de relajarse con actividades sencillas del hogar: cocinar, leer, escribir, ordenar, incluso la pequeña jardinería, una actividad documentada como placentera y beneficiosa para la mente según atestigua el Instituto Americano de Salud.

Volver a pensar en estar en casa es algo que los millenials han perdido, o tal vez porque no todos pueden acceder a un hogar, pero el caso es que la decoración, el diseño, las ilustraciones, el arte, el estilo… están teniendo un auge absoluto que apoya esta teoría: estar en casa es estar a gusto, es volver a disfrutar de esa inversión que has hecho, es sentir que tu hogar está ahí para ti y quieres disfrutarlo.

Nesting, no hacer nada que no sea disfrutar de tu casa.

Hay una organización canadiense, Stay Home Club, que lleva desde 2014 mostrando imágenes de su vida en su casa. Un lifestyle enfocado al interior. Tienen una colección de detalles de estilo (se pueden comprar) como llaman ahora a objetos de decoración, camisetas, bolsas de tela… todo lo que van convirtiendo el estilo de una persona.

Esta tendencia, el nesting, tiene varios puntos muy positivos, no sólo los mentales, sino también los físicos. Estar más en casa hace que las relaciones sexuales con tu pareja aumenten. De hecho, un ensayo publicado en la revista Nature, cuando nuestros pies están calientes, las venas se dilatan y el calor se expande por todo el cuerpo: "Es entonces cuando el cerebro entiende que ha llegado el momento de descansar. Por el contrario, si nuestro organismo se mantiene frío, este tendrá que trabajar más para regular su temperatura. Lo que nos mantendrá alerta, poco relajados, y tardaremos en dormirnos". Según el estudio realizado por la Universidad de Groningen (Holanda), "llevar esta prenda durante las relaciones sexuales facilita a ambos sexos la llegada al orgasmo". El autor de este trabajo, el neurocientífico Gert Holstege.

¿Es o no es beneficioso apuntarse a la tendencia nesting?

Pinterest

Nesting es también disfrutar en casa de la lectura.

La influencia de las redes sociales es absoluta en nuestra vida. Y aunque no le hubiéramos puesto nombre antes, el 90 % de los tableros de la red social Pinterest versan sobre decoración: de habitaciones, de salones, de bodas, infantiles… un boom absoluto donde todo es perfecto. En esa línea, los antes y después nos permiten soñar con conseguir que nuestra casa tenga ese efecto.

Los reality televisivos

¿Cuántos programas de decoración hay ahora mismo en televisión? Desde decorar la casa de un famoso, invitar a un famoso y poder ver su casa, programas donde destruyen tu casa y la recomponen, programas donde eliges una obra en tu casa o una vivienda nueva. Hasta el programa de caravanas, casas en los árboles es un éxito o cómo se hacen piscinas es un éxito.

La revista HOLA

La revista HOLA ha sido la predecesora de este término. Lleva décadas enseñándonos casas en sus primeras páginas, bien de gente más o menos conocida, en sus castillos, sus chateaux, casas de invierno, casas de verano, casas de ciudad… pasando por los reportajes especiales donde los más famosos del momento muestran cómo es su vivienda. El éxito de estos números es absoluto. No sólo porque te hacen imaginar cómo puede ser vivir allí, sino que por momentos te ves mirando y redecorando o criticándolo todo. Tú, como lector en ese momento, lo que quieres es sentirte a gusto en esa casa. Es el nesting.

Un dato, uno de los números más vendidos durante décadas, fue el del 5 de noviembre de 1992, 31 páginas a todo color con detalles de la vivienda de Isabel Preysler y Miguel Boyer. ¿Quién no recuerda ese número especial?

0 Comentarios

Mostrar