Estás leyendo

Nadal da una clase magistral al 'NextGen' Alexander Zverev

MASTERS 1.000 MONTECARLO

Nadal da una clase magistral al 'NextGen' Alexander Zverev

Nadal da una clase magistral al 'NextGen' Alexander Zverev

Clive Brunskill

Getty Images

El español le propinó una paliza al alemán de 19 años, que acabó desmoralizado: 6-1 6-1. Se enfrentará en cuartos a Struff o Schwartzman.

Rafa Nadal se ha deshecho con menos problemas de los previstos del joven NextGen de 20 años (los ha cumplido este mismo jueves) Alexander Zverev. El alemán, que dio mucha guerra al español este año en el Abierto de Australia y el pasado en Indian Wells —los dos veces sobre pista dura—, ha recibido una clase magistral gratuita de juego en tierra por parte del nueve veces ganador en Montecarlo: doble 6-1 en 68 minutos.

Hasta cinco breaks se apuntó Nadal, que ganó nueve juegos seguidos entre el 2-1 del primer set y el 4-0 del segundo. Un lapso en el que desesperó a Zverev con su clínic de derechas envueltas, reveses atinados, dejadas que siempre venían a cuanto, defensas con efecto y paciencia, mucha paciencia. El balear se enfrentará en cuartos de final al ganador del partido entre el alemán de la previa Jan-Lennard Struff y el argentino Diego Schwartzman, que se disputa ahora en la Court des Princes.

Nadal empezó arrollador, como había hecho el miércoles contra Edmund, pero esta vez no bajó la guardia tras pasar por encima de un deprimido y poco luchador Zverev. Siguió minando su moral con largos peloteos en los que casi siempre acababa cediendo el teutón. El primer break del partido llegó después de tres errores consecutivos de Sascha con la derecha. El segundo, gracias a una volea magnífica de Nadal muy cerca de la red. 

El segundo set se abrió con otra rotura de servicio del español, que puso la directa rumbo a cuartos con un 4-0 de salida. Zverev, dolido en su orgullo de joven rebelde, había partido por la mitad su raqueta con 3-0 en contra y no levantó cabeza. Detuvo la sangría apuntándose un juego, pero sin convicción ni esperanza solo pudo intentar aprender algo más del maestro Nadal, que ha recuperado pronto las buenas sensaciones que suele transmitir en su superficie favorita.

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar