Estás leyendo

Historias de Censo

Historias de Censo

El censista toca el timbre. Es verde intenso. Tiene forma de una pelota de tenis partida a la mitad. Cumple su propósito, suena fuerte, como un ace con aplausos de fondo. En el hogar de los Labraña, en Talagante, se respira tenis. Los dueños de casa son profesores de Educación física, Fernanda, la hija, una destacadísima tenista juvenil.

Pía, la madre, abre la puerta, y hace pasar al encuestador. En el living los trofeos están por todas partes, no caben en la estantería. Fernanda aparece vestida con ropa deportiva, acaba de terminar de entrenar. Se inicia el cuestionario.

¿Cuál es tu nombre?

Fernanda Labraña

¿Edad?

18

¿Ránking de Chile?

Número uno

¿Tienes ranking internacional?

Soy 45 del mundo

¿Estudios?

Secundarios completos, pero no quiero ir a la universidad todavía, sueño con ser tenista profesional

¿Estás en eso?

A medias, no tengo plata para viajar. Con mi ranking entro directo al cuadro juvenil de Roland Garros, pero me faltan varios millones para financiar la gira, tengo muy poco apoyo.

El censista agradece, Fernanda se retira. Está triste, transmite su decepción. Al despedirse, comenta que le va ir a echar un vistazo a su Facebook donde hay una colecta para solventar su ida a Europa. Ha reunido casi dos millones de pesos, pero aún está lejos del monto requerido y se le acaba el tiempo, el viaje está a la vuelta de la esquina. Es el turno de Pía, la mamá.

¿Cuánto cuesta la gira de Fernanda?

Unos 12 millones de pesos, es un mes y medio en Europa con tres torneos en Italia, uno en Bélgica y Roland Garros. Eso sin contar Wimbledon porque ahí estamos hablando de una cifra mayor.

¿Qué apoyo tienen?

De Chiletenis, el club donde Fernanda entrena, Raúl Obrecht, el director que compró el pasaje a Paris y la gente que ha donado a través de Facebook.

¿Y el IND?

El ministro dijo que le mandáramos un presupuesto

¿Y la Federación?

Solo buenas intenciones

¿Nunca postularon a un proyecto por Ley de Donaciones?

No sabemos cómo hacerlo, nunca nadie nos orientó

¿Qué tan lejos están?

Muy lejos, estoy vendiendo el auto para ver si podemos cumplir el sueño de Fernanda y que juegue Roland Garros. Trabajó muy duro para estar entre las 50 mejores del mundo y se ganó el derecho de ir a Paris.

¿De ropa están bien al menos?

Sí, pero nos mandaron zapatillas de otro número y no hay caso que las cambien, vamos a tener que gastar ahí también.

¿Y raquetas?

Fernanda tiene contrato internacional y eso le da derecho a seis raquetas al año. Lamentablemente, la marca en Chile no le quiere pasar una mochila ni una maleta de viaje. Es frustrante, nada nos resulta fácil, pero vamos a seguir luchando.

El censista da por terminado el cuestionado y abandona la casa de los Labraña rumbo a otros hogares de deportistas. El encuestador no parece sorprendido, más temprano había escuchado historias similares y en lo que queda del día probablemente tomará nota de unas cuantas más. OK, es cierto, el censo fue ficticio, pero el testimonio es real, amargo, desolador. Un botón de muestra sobre lo mucho que cuesta ser deportista en Chile, especialmente, si se es mujer.

0 Comentarios

Mostrar