Competición
  • Copa Davis
Copa Davis
maximo_gonzalez__leonardo_mayer Máximo González # Leonardo Mayer GON
-
kevin_krawietz__andreas_mies Kevin Krawietz # Andreas Mies KRA
-
jamie_murray__ken_skupski Jamie Murray # Ken Skupski MUR
-
wesley_koolhof__jean_julien_rojer Wesley Koolhof # Jean-Julien Rojer KOO
-
FINALIZADO
guido_pella Guido Pella PEL
6 3 4
philipp_kohlschreiber Philipp Kohlschreiber Philipp Kohlschreiber
1 6 6
FINALIZADO
andy_murray Andy Murray MUR
6 6 7
scott_griekspoor Scott Griekspoor GRI
7 4 6
FINALIZADO
filip_krajinovic Filip Krajinovic Filip Krajinovic
6 6
yuichi_sugita Yuichi Sugita SUG
2 4
FINALIZADO
daniel_evans Daniel Evans EVA
6 6 4
robin_haase Robin Haase Robin Haase
3 7 6
FINALIZADO
diego_schwartzman Diego Schwartzman SCH
3 6
jan_lennard_struff Jan-Lennard Struff Jan-Lennard Struff
6 7
FINALIZADO
novak_djokovic Novak Djokovic DJO
6 6
yoshihito_nishioka Yoshihito Nishioka Yoshihito Nishioka
1 2
FINALIZADO
janko_tipsarevic__viktor_troicki Janko Tipsarevic # Viktor Troicki TIP
7 7
ben_mclachlan__yasutaka_uchiyama Ben McLachlan # Yasutaka Uchiyama MCL
6 6

5 AÑOS AS CHILE

"Arturo Sanhueza fue uno de los que me sacó de Colo Colo"

David Henríquez, ex capitán de Colo Colo, dispara contra el volante y Juan Gutiérrez. Es "Davicho", con la pierna fuerte como siempre...

Atrás quedaron los tiempos de vestirse de corto para el entrenamiento o el partido del fin de semana. Ya pasaron más de dos años de la última vez. Hoy David Henríquez, ex capitán de Colo Colo y puntal en el último título de la Universidad Católica, pasa sus días administrando la Minera Demostrativa, el negocio que formó junto a su socio y amigo Antonio Guzmán.

“Como a los 25 años ya empecé a crear empresas. Sabía que esto algún día iba a terminar y necesitaba una estabilidad económica para cuando dejara de jugar y así yo dejar el fútbol y no que él me dejara a mí. O sea, que no fuera una necesidad económica el seguir jugando”, comenta “Davicho”.

El ex defensor asegura que nunca quiso ser DT. La razón es bien clara. “No quise hacer el curso porque siempre pensé que cuando me retirara del fútbol quería tener los fin de semana libres y así no los iba a tener. Por eso me tiré a los negocios, para trabajar de lunes a viernes y que el fin de semana fuera para mi familia”, confiesa.

Hoy asegura que no le gusta ir al estadio, tampoco es de ver partidos todos los domingos. Pero igual sigue ligado al fútbol, y de una manera extraña por decir lo menos: sus dos hijos juegan en las inferiores de la “U”. Extraño para un ex capitán del “Cacique”, pero no para cómo terminaron las cosas en la que fue su casa por más de 20 años…

¿Las lesiones lo obligaron a retirarse?

No, nadie me quiso. Toqué hartas puertas, Colo Colo, Wanderers, Everton… Es que a pesar de que siempre me comporté muy bien en la vida personal, siempre tuve problemas con los dirigentes porque yo era de defender al grupo y eso me pasó la cuenta. Al final no me miraban como el jugador que puede llegar, si no como el problema que les podía traer…

¿Fueron muchos esos problemas en Colo Colo?

Por eso me voy. A mi echan de Colo Colo. Tenía tres años de contrato, pero llegaron los contratos prorrogables y quedaron nulos. Ni una reunión me quisieron dar. Podría haber acudido al tema legal, como ellos lo hicieron con Giovanni Hernández que se terminó yendo a Colombia, pero para qué. Al final cuando no te quieren en un lugar, no hay que estar nomás.

¿Por qué tantos problemas con los dirigentes?

Peleé mucho por los temas de los premios. Encontraba que Colo Colo había generado 35 millones de dólares en cuatro años para que en los premios solamente nos pagaran el impuesto. Pedía que el premio fuera libre de impuesto, además no era plata para mí, era para todo el grupo.

¿El grupo valoró eso?

No. Yo por lo menos me puedo parar frente de todos y ninguno me puede decir me hiciste esto o esto otro. Y en ningún equipo que estuve. Todos me pueden mirar a los ojos. Yo siempre fui igual, defendí cosas que no tenía que defender y a veces eso te pasa la cuenta. Pero hay algunos jugadores que me agradecen hasta el día. Eso me deja contento.

¿Arturo Sanhueza no actuó igual?

Yo era muy amigo de Sanhueza, pero al final él termina siendo uno de los causantes de mi salida de Colo Colo. No le tengo ningún aprecio. La relación está cortada, pero él tiene relaciones cortadas con varios más. O sea el problema no era mío, era de él.

Cuando él se va de Colo Colo, ¿sintió que, en cierta forma, estaba pagando por lo que hizo?

No, yo no le deseo mal a nadie, porque cuando uno desea mal, las cosas se devuelven. Al final por plata me sirvió mucho más irme, porque en México firmé el mejor contrato de mi carrera. Las cosas pasan por algo.

¿Por todos estos problemas no pudo retirarse en Colo Colo?

No, es porque algunos personajes no me dieron la oportunidad, en este caso Juan Gutiérrez. ¿Por qué? Porque no era negocio.

Pero antes tenía relación con él…

Sí, cuando Claudio (Borghi) estaba en Colo Colo. Claudio nunca lo quiso, pero yo conversaba mucho con él y le decía a Claudio que no lo echara porque se veía un buen tipo. Al final cuando quiero volver, no me paga con la misma moneda. No es una persona de confiar.

¿Le dolió mucho esta situación?

Me dolió mucho, porque además le dije gratis, que no me pagaran. Lo único que quería era terminar mi carrera en Colo Colo, que era mi casa. Fue lo único que les pedí, pero así es la vida nomás.

¿Cree que con Luis Mena sí actuó bien Blanco y Negro?

Mena la supo hacer, hizo su negocio. No estaba jugando mucho, se dio cuenta que no estaba rindiendo de la mejor forma y se quedó trabajando en el club, que es algo muy positivo para él.

¿Le gustaría volver a trabajar en Colo Colo?

Con gente que yo me sienta bien. Dirigentes y cuerpo técnico, tendría que confiar mucho en ellos.

¿Qué le ha parecido el trabajo de Tapia y Riffo?

Lo han hecho bien, ganaron un título y el otro lo perdieron en la última fecha. A Colo Colo se le critica cuando no pelea nada.

¿Qué sintió en los años de crisis, cuando llegaba cualquier refuerzo al Monumental?

Ese era el tema. El tema son los refuerzos. Colo Colo no puede apostar, tiene que traer personas caladas y ahora lo han hecho, claro que se les pasó la mano un poco con la edad (risas). Trajeron a Beausejour, Paredes, Suazo, Figueroa. Tipos que sabes que te van a rendir.

Más allá del mal comienzo de campeonato, ¿el hincha se puede ilusionar con ganar la Libertadores?

Es muy difícil. Siempre he sido lapidario con eso, incluso cuando yo jugaba. Es muy difícil que un equipo chileno gane la Libertadores, porque dependes del fútbol, la suerte y los momentos. No puedes competir con un equipo brasileño, imagínate cuánto pagan. Ellos tienen lo mejor y lo mejor se paga.

LA PENA DE LA SUDAMERICANA Y SU BULLADO PASO POR LA UC

Más allá de las alegrías que vivió vistiendo la camiseta de Colo Colo, hay algo, una espina, que David Henríquez no puede olvidar: la final de la Copa Sudamericana que perdieron ante Pachuca el 2006.

“Yo la tengo bloqueada, nunca más vi el partido. Teníamos la revancha el sábado (del Clausura ante Audax) y me olvidé. Perdí muchas copas, pero esa es la que más me duele porque es una copa muy difícil de ganar”, confiesa.

¿La va a ver algún día?

No, no la quise ver y no quiero verla nunca. Sí me acuerdo de todo. Creo que el segundo gol podría haberlo evitado yo y nos habríamos ido a penales. Por eso no la quiero ver…

¿Por qué perdieron la copa?

Era nuestra filosofía, siempre ganar por más. Íbamos ganando 1-0 y el 1-1 fue de un contragolpe de un córner que subimos todos. Nos tendríamos que haber quedado yo y Riffo, pero esa era nuestra filosofía y eso nos jugó en contra, no supimos llevarlo. Debimos haber defendido bien. Ahora, si nos hubiéramos echado atrás para defender y lo perdíamos igual, ahí sí que nos matábamos.

¿Sigue manteniendo relación con Borghi?

Sí, no mucha, pero sí nos hemos visto. Con Hernán Torres un poco más, pero para ellos sólo tengo palabras de agradecimiento. Cuando me lesionaba en la UC, me recibían en Pinto Durán.

¿Por qué cree que les fue mal en la Selección?

Al principio les fue bien, estuvieron primeros, algo que ni Bielsa hizo. Su error fue que en 2006 agarraron unos jugadores jóvenes y a los años después esos jóvenes no eran los mismos, habían conseguido muchas cosas y ellos quisieron tratarlos igual y no pudieron. Se les escapó de las manos. Les faltó un poco de orden y les pasó la cuenta.

¿Fue tan difícil como se vio su paso por Universidad Católica?

Sí. Es que yo nunca pensé salir de Colo Colo y en eso uno hace declaraciones desafortunadas, pero después te arrepientes de las cosas, en la vida vas aprendiendo. No tenía que matar a nadie, porque las vueltas de la vida me llevaron a ese lugar. Al principio me trataron muy mal, pero después sólo agradecimientos. El primer partido me pifiaron cinco minutos, no se callaban, pero el último partido que me fui lesionado me aplaudieron cinco minutos. Revertí algo que no todos pueden.

Marco Antonio Figueroa y el gol a la U ayudaron mucho en eso…

Yo gracias a Marco llego a Católica, estaba a punto de retirarme y él hizo todo lo posible porque llegara a la UC. Se peleó con todos, incluso con los hinchas. La gente dirá si es simpático o pesado, si es buen o mal entrenador, pero es una persona correcta y derecha… Yo con él volvería a jugar porque es la esencia que tenía yo. Y (Juan Antonio) Pizzi también, él me devolvió las ganas de jugar cuando estaba en decadencia y terminamos siendo campeones. ¿El gol a la U? En el fútbol hay que tener suerte y ahí la tuve. Fue el momento y el rival preciso.

¿Por Lasarte se fue de la UC?

No. Por el “Tati” (José María Buljubasich). Él nunca me quiso…