CHILENOS POR EL MUNDO

La joven estrella chilena que busca brillar en Corinthians

Francisco Arancibia, una de las joyas de O'Higgins, irá a la Sub 20 del 'Timao' tras destacar en todas las categorías menores de nuestro país. Conoce su historia.

0

El camino de Francisco Arancibia en el fútbol empezó con un no. Tenía 10 años, vivía en Santa Cruz, cuando se enteró que O'Higgins abría cupos para sus divisiones inferiores. Él, hijo del ex futbolista Leopoldo Arancibia, sobrino también de Franz, Roque y Eduardo 'Pollo' Arancibia, quería ir. Sin embargo, su padre se negó por su corta edad.

Ahí se inicio todo.

"Decidí ir igual, llegué solo a la cancha, me probé como cinco minutos y me dejaron", recuerda hoy el jugador de 18 años, que partirá el próximo lunes para integrarse a la Sub 20 del Corinthians. Un préstamo por un año y medio con opción de compra, lo unirá al tradicional club brasileño.

Lo que vino después de esa prueba en Rancagua el 2006 fue rápido. Figura en todas las categorías inferiores celestes, seleccionado chileno juvenil y el ascenso al primer equipo con sólo 16 años. "Crecer en una familia de fútbol es distinto. Se vive de otra manera. Yo crecí yendo al estadio, a entrenamientos y camarines con mis tíos. Siempre quise ser futbolista", explica.

Pese a no debutar en Primera, el jugador que puede desempañarse como puntero o volante por derecha, alcanzaría a estrenarse en el profesionalismo jugando un duelo por Copa Chile ante Wanderers. "Crecí mucho con Eduardo Berizzo, me impresionó su forma de trabajar. Él me llevó por primera vez con el primer equipo en una gira por México y luego me hizo debutar", rememora.

Paralelamente y luego de ser figura en el torneo juvenil 'Esperanza Alba' su nombre comenzó a sonar en Brasil. El año pasado, Internacional de Porto Alegre lo invitó un mes a entrenar y luego el Timao iría más allá, ofreciéndole un contrato. "Fue una gran experiencia, me venían siguiendo ambos, pero Corinthians fue más concretó y me decidí", apunta.

Pese a ello, el comienzo de año no fue del todo bueno para Arancibia. El jugador, fanático de Alexis Sánchez y Neymar, recibiría un duro golpe al quedar fuera de la selección Sub 20 que disputó el último Sudamericano. "Quedé fuera en el último corte, pero todo pasó por algo. Desde afuera me dio pena ver cómo quedamos eliminados así". 

Sin embargo, ahora prefiere cerrar el capítulo y pensar en lo que viene. El lunes tiene pasajes para Sao Paulo, donde comenzará la nueva etapa. "Es un sueño. Siento que si puedo triunfar allá con los mejores, lo puedo hacer en cualquier lado. ¿Temor?, no. Desde siempre quise esto".