5 AÑOS AS CHILE

"Como entrenador quiero ser una mezcla de Pep y Mourinho"

El ex lateral de la Roja se confesó con AS Chile y además de repasar los hitos de su carrera, habló de su nuevo desafío: ser un DT exitoso.

El "Murci" tenía sólo 19 años cuando llegó a Santiago para firmar por Colo Colo tras una exitosa temporada en La Serena. Un año antes, el DT Roberto Hernández le había hecho una pregunta que terminaría marcando su carrera: "Yo sé que tú juegas de enganche, pero ¿te atreverías a debutar como lateral izquierdo?". Rojas ni siquiera necesitó pensarlo y aceptó. "Jugamos contra Calera y me hicieron un penal. A la semana siguiente se suponía que regresaba el lateral titular, pero no salí más", recuerda.

En el Cacique logró un tricampeonato, tuvo un fugaz paso por el Tenerife, jugó el Mundial de Francia '98 y durante cinco temporadas fue figura en la liga de Austria. En 2011 decidió retirarse y se tituló como entrenador.

- Como DT, ¿cuál será su estilo?
- Un planteamiento 4-3-3, bien parados, con buen  trato de balón, que es algo que siempre me ha gustado. Ojalá con buenos jugadores, rápidos en el contraataque, con mucho juego por las bandas y siempre con un ataque directo y sorpresivo.

- ¿Con qué entrenador se identifica?
- Me gusta Pep Guardiola. Sus equipos tienen un juego rápido, bien construido. El fútbol de él y de Mourinho me gusta mucho.

- ¿O sea que le gustaría ser una mezcla de ambos?
- Ojalá. Claro que hay que elegir bien a los futbolistas, porque sin buenos jugadores es difícil que haya un gran entrenador.

- En Francia '98 usted simuló un penal que dio la vuelta al mundo. ¿Qué haría si un pupilo hace algo similar?
- Se puede manejar de muchas formas. A veces se puede tomar para la chacota o llegar a decir algunos improperios, pero yo creo que lo llamaría y le diría que no lo haga más, porque lo pueden expulsar.

- ¿Y si su jugador le dijera que usted hacía lo mismo? 
- Le diría que él todavía no le ha ganado a nadie y que tiene que seguir creciendo. Le recomendaría que se fije en las cosas buenas. Uno está para enseñarles.

- ¿Hay algún club al que sueña dirigir?
- Yo creo que las cosas se darán a su tiempo y que el trabajo te irá llevando al éxito. Yo quiero ser el mejor y para eso me estoy preparando. Si me pongo a soñar, claro que me gustaría La Serena o Colo Colo, siempre tendrán la primera opción. De todas formas yo soy un profesional y defendería a muerte los colores de cualquier institución que me quisiera.

"En Austria me dieron el premio al mejor extranjero que había pasado por el equipo"

- ¿Cómo recuerda el paso por Sturm Graz?
- Es una cultura diferente e impresionante y llegó a convertirse en mi segunda patria. Es un país ideal para vivir. Me trataron bastante bien, el presidente se portó excelente y siempre me dieron lo mejor de lo mejor. Incluso me llegaron a dar el premio como el mejor extranjero que ha pasado por el equipo y eso me llena de orgullo.

- ¿Por qué no siguió?
- Quería seguir y tenía varias ofertas, pero una mala gestión de representantes me obligó a partir. Eso me desilusionó y regresé a Chile con mucha impotencia. No era mi momento para volver, en Europa podría haber estado hasta el 2010 o 2011. Estaba en un gran nivel.

- ¿Por qué decidió retirarse en 2011?
- No quería dejar el fútbol, me sentía bien, pude haber jugado dos o tres años, pero en La Serena no llegamos a acuerdo, o mejor dicho, los dirigentes no querían que siga. Eso me dolió, porque el club lo manejaba gente externa a la que sólo le importaba el dinero y cuidar su inversión. Tuve chances de jugar en otro lado, pero mi idea siempre fue terminar donde me inicié, así que tomé la decisión de retirarme.

La noche en que fue héroe

- ¿Cómo recuerda ese gol que le dio el título a Colo Colo en 1998?
- Hice varios goles importantes y bonitos, pero ese sin duda es el más recordado. Todo Chile estaba pendiente de ese partido, porque si empatábamos o perdíamos la U era campeón y cuando Jaime Lopresti empató, yo me dije 'tengo que hacer el gol, tengo que hacer el gol'. Minutos después llegó la jugada y se desató toda la alegría. Claro que en la celebración, casi me ahogué, tenía como 30 personas encima y no podía respirar. Estuve cerca de celebrar el gol y morir, jajá.

Sus chascarros frente al micrófono

"Formo parte del best seller chileno", "estoy contento, porque mi perrita tuvo perritos míos…”, "siempre es bueno jugar con rivales europeos" (jugaban con Honduras), son algunas de las frases que hicieron aún más famoso al "Murci". Él, con toda naturalidad, acepta y se ríe de esos errores que hasta el día de hoy lo acompañan. "La gente aún me tira tallas con eso", afirma. 

- ¿Cuál es la frase que más recuerda?
- Cuando me preguntaron si el equipo jugaba bien cuando yo no estaba y dije 'si, juega conmigo y sinmigo de la misma forma'. Hablé rápido, estaba lleno de micrófonos y me preguntaban de todos lados, entonces después me dijeron que me había equivocado. Ahí dije, 'bueno, está bien, todos nos equivocamos en la vida. Al menos que sirva para darle alegría a este país', jajajá.