"Le daba consejos a Cassano y nunca me hizo caso"

Entrevista Pascual de Gregorio

"Le daba consejos a Cassano y nunca me hizo caso"

El ex goleador de Audax, Coquimbo y Cobreloa, entre otros, contó detalles de su paso por el Bari y sus deseos de desarrollar una carrera como DT.

En 1999 Pascual de Gregorio se cansó de hacer goles en Coquimbo Unido y Colo Colo asomaba en su horizonte. Ya había un precontrato firmado con los albos, pero de pronto la historia dio un giro inesperado: el Bari, club que militaba en la Serie A del Calcio, lo quería en sus filas y le ofrecía tres años y medio de contrato.

El formado en Audax Italiano dio así el gran salto de su carrera y cumplíó un sueño que ya parecía olvidado. Con 27 años no era usual un traspaso a Europa y menos desde un club menor de Chile a la máxima categoría del exigente fútbol italiano.  

En tiempos en que Marcelo Salas brillaba en la Lazio y se rumoreaba con su traspaso a la Juventus, de Gregorio también se codeaba con estrellas del fútbol mundial. "Me marcó (Liliam) Thuram y una vez casi le hice un gol a Buffon. De hecho esa atajada está entre las 10 mejores de su carrera", recuerda.

¿Cómo vivió esa época en el Bari?

Mi traspaso sorprendió mucho, pero yo había hecho una gran temporada y también tenía una oferta de Francia. De hecho el mismo 'Tito' Fouilloux me llamó para ir allá. Además estaba la opción de Colo Colo. Al final me decidí por Bari, quería nuevos desafíos y si bien el club era chico en Italia, por la infraestructura y los recibimientos, quedas loco igual. Fue una linda experiencia, aunque me pilló un poco tarde, pude haber llegado antes. De todas formas yo reconozco mi culpa porque mi comportamiento no fue el mejor cuando joven y tomé malas decisiones. Con decirte que con 19 años me quiso Colo Colo y la U, quién sabe qué hubiese pasado si eso se hubiese concretado.

En ese tiempo irrumpía Cassano, ¿cómo fue compartir camarín con él?

Tenía 18 años y cuando llegué a Italia me llevaron a ver un partido con el Inter y Cassano hizo un gol. Después de eso no salió más del equipo y su valor subió un montón. Él tenía una personalidad distinta, era muy burlesco, era como un chico de La Legua, sin mucha educación. Por ejemplo cuando íbamos a comer y encontraba los spaguetti fríos era capaz de tirarlos encima de la mesa o cuando el mozo se daba vuelta pegarle un agarrón. A veces en la charla técnica intervenía con cualquier estupidez, pero nadie le podía decir nada porque era una estrella y significaba mucho dinero para el club. Ni el presidente podía llamarle la atención.

¿Y hablaba con él?

Me tocó jugar varios partidos a su lado y alguna vez le di consejos de cómo moverse, de la forma en que podía abastecerme, pero nunca me hizo caso, no soltaba jamás la pelota, parecía que tenía un chicle en el pie, jajajá.

También coincidió con Jaime Valdés...

En esos años 'Pajarito' ni hablaba, jajajá. Yo traté de ayudarlo siempre, él no hablaba italiano y cuando le pasó el accidente con su hermano o el episodio de las 'luces rojas', era yo el que tenía que transmitir sus explicaciones a la dirigencia y decir qué había pasado en realidad. Podría decir que es un amigo del fútbol, aunque no tenemos una relación íntima. 

Su nueva vida

Se retiró en 2005, ¿a qué se dedicó después de eso?

El 2006 me puse a estudiar para entrenador en el INAF y paralelamente me centré en el fútbol formativo. Creé mi primera escuela de fútbol de Colo Colo, hoy tengo tres, y también tuve un paso como entrenador de una universidad con excelentes resultados. En la parte competitiva estuve un tiempo en Deportes Rengo de Tercera División, pero no estaban las condiciones para trabajar.

¿Cuál es su filosofía como entrenador?

Me gusta usar un esquema ofensivo, no especular ni esperar a los rivales, y tener un juego directo. Toda la vida me ha gustado tener a tres delanteros. 

¿Cuáles son sus proyecciones como DT?

Quiero estabilizarme este año con las escuelas, tengo 220 niños y deseo que todos estén felices, aunque estoy abierto a cualquier proyecto profesional serio y bien enfocado, ya sea en Tercera o Segunda División.

¿Hay algún club que le gustaría dirigir?

Dentro de los clubes en los que jugué hay algunos que te marcan como Rangers y Coquimbo y sería lindo tomarlos en algún momento, pero creo que tengo que saber esperar  Hay técnicos muy poco capacitados que han llegado muy rápido, gente que no sabe expresarse, que se enreda con las ideas, yo prefiero tomarme mi tiempo.

0 Comentarios

Normas Mostrar