La sufrida y pintoresca historia del 'Valderrama de Barnechea'

Entrevista Juan Manuel Solano

La sufrida y pintoresca historia del 'Valderrama de Barnechea'

Es colombiano, a su llegada a Chile trabajó en una botillería, es amigo de Valderrama y aún no conoce a su hija recién nacida.

"Me vine en enero para fichar en algún club, pero los cupos para extranjeros estaban cerrados. Entrené en La Pintana y trabajé los fines de semana en una botillería para poder solventar mis gastos. Fue un cambio duro, nunca me hallé, es un trabajo que no le deseo a nadie, hay que trasnochar, estar con borrachos, soportar que te traten mal".

Así empezó la estadía en Chile del volante colombiano Juan Manuel Solano. Tras pasos por Bogotá FC, Boyacá Chicó y Cortuluá, decidió dejar a su familia para buscar una oportunidad en el fútbol nacional. El tiempo pasó, los ahorros se acabaron y debió entrar a un mundo que no conocía. "Trabajé en la botillería en medio de la Copa América y fue muy complicado. Cuando Colombia fue eliminado me molestaban y después cuando Chile ganó la final, no paraban de 'webearme', como dicen ustedes, jajajá".

¿Cómo se da la opción de llegar a Barnechea?

Me ayudó mucho mi representante. Estaba listo en Concepción, pero decidí quedarme acá porque Barnechea está en la capital. Sin desmerecer al otro equipo, creo que acá pueden estar más pendientes de lo que haga y esto me puede servir como una vitrina y un trampolín.

¿Cuál es su objetivo en este club?

No sé si me gustaría volver a Colombia, mi idea es surgir y triunfar en Chile. Acá el fútbol es muy competitivo. Quiero ir paso a paso y ayudar al grupo en lo que se necesite y, ojalá, subir.

¿Cómo lo recibieron en el fútbol chileno?

En La Pintana me recibieron bien y acá lo mismo. En Colombia me dijeron que me podían juzgar por mi color de piel, pero son buenos 'cabros' y espero seguir teniendo una buena relación con ellos.

Su amistad con el 'Pibe' Valderrama

Solano nació en Santa Marta, ciudad natal de Carlos Valderrama, su máximo ídolo y con quien siempre lo han comparado, tanto por el pelo, como por la forma de jugar.

¿Qué significa el 'Pibe' en tu vida?

El hombre es mi ídolo, vive a seis o siete casas de donde vivo, jugó con mi padre en el Unión Magdalena y los 31 de diciembre nos juntamos a jugar en la ciudad y siempre estoy en su equipo. Dicen que me parezco a él en la forma de trotar la cancha, de dar los pases y es como un peso que siempre he llevado en mi carrera.

¿Mantiene contacto con él?

Sí. Cuando vino a Chile por el showball lo fui a saludar. También soy amigo de su padre que fue profesor de mi madre y hoy es paciente de mi señora que es enfermera.

Tiene señora e hijos, ¿cómo fue dejarlos?

Es lo más duro de venir a Chile. Tengo dos niñas y eso no tiene comparación. Uno se quiere traer a la familia, pero no se puede y tendré que esperar hasta el otro año. Es fuerte, pero es una motivación extra para seguir adelante y sacrificarte por ellas, me hacen mucha falta. De hecho, mi segunda niña nació el 19 de julio y no la conozco en persona, entonces es más duro aún no poder abrazarla ni cargarla.

0 Comentarios

Normas Mostrar