Final Capital One

Pellegrini logra su tercer título en Inglaterra con el City

Luego de terminar 1-1 en el tiempo suplementario, el equipo del chileno venció por penales al Liverpool (3-1) en el Estadio Wembley en una tensa definición.

Una jornada de gloria tuvo Manuel Pellegrini en Inglaterra. Al mando del Manchester City, el DT chileno se impuso en la final de la Capital One ante el Liverpool, en definición por penales (3-1), tras concluir el tiempo suplementario 1-1, en el Estadio Wembley.

Partió mucho mejor el Liverpool. Durante el tramo inicial del partido, el cuadro rojo controló el juego a través del manejo del balón. Sin embargo, la tenencia de la pelota no se tradujo en opciones de gol, por lo que el City, reagrupado compactamente en el frontis de su área, no se preocupó demasiado.

En estas circunstancias el juego se desarrollaba principalmente en el terreno del cuadro de Pellegrini. El balón iba de un lado hacia otro, manipulado con destreza y velocidad por parte de su oponente, pero le faltaba cambiar el ritmo en los últimos 20 metros para generar real peligro.

Promediando la primera parte recién el City pudo adelantar las líneas en la cancha y lograr algo de respiro en el control del juego de parte del Liverpool. Los dirigidos por el DT chileno generaron varias combinaciones, pero al igual que su rival el manejo del partido fue solo territorial y sin penetraciones que les permitieran acercarse a la apertura de la cuenta.

Sin embargo, en esos instantes los Citizens tuvieron la mejor chance del primer tiempo. En una acción de contraataque, Sergio 'Kun' Agüero se sacó de encima a los dos centrales del Liverpool en el área y, frente al arquero Simón Mignolet disparó colocado, buscando el segundo palo. Pero el belga alcanzó a rozar el balón, que pegó en el palo izquierdo y fue despejado por la defensa.

Fue la acción más llamativa de la primera parte, ya que en el otro arco Liverpool no generó ningún peligro real. Después del tiro en el palo del Kun Agüero. Liverpool recuperó el control del balón, a raíz de la falta de conectividad del City para hacer lo propio. Sin embargo, otra vez se trató de una tenencia inocua, muy lejos de poner en riesgo al equipo de Pellegrini.

De vuelta del entretiempo, los dirigidos por el chileno sorprendieron. Apenas iban cuatro minutos de acción, cuando Fernandinho anotó el primer gol del partido (49'). El Kun Agüero recibió el balón por la derecha, esperó la pasada por la espalda del brasileño, lo dejó solo y éste sacó un potente disparo que pasó por debajo del cuerpo de Mignolet. 

El 1-0 en contra activó inmediatamente al Liverpool. La posesión del balón se hizo más veloz en el cuadro rojo y así pronto James Milner estuvo cerca de emparejar las cifras. Pero el zurdazo del volante pasó solo a centímetros del palo derecho, tras una buena aparición por el sector izquierdo.

Con su rival jugado en lograr la igualdad, el equipo de Pellegrini pudo haber anotado la segunda cifra, pero Raheem Sterling se perdió un gol claro. Recibió el balón solo por el centro y conectó de primera, con el borde interno del pie derecho, pero el envío se fue rozando el palo izquierdo.

El partido se mantuvo en la tónica. Liverpool buscaba el gol del empate y el City se replegaba en su campo para defender la mínima ventaja, generando también las condiciones para salir rápido en contraataque en procura de liquidar el encuentro.

Sin embargo, el cuadro rojo obtuvo el premio que buscaba finalmente. Luego de varios rebotes en el área, Coutinho capturó un balón cerca del punto penal y, de primera, envió el balón al fondo del arco en el minuto 82.

El City reaccionó y a continuación estuvo a punto de quedar nuevamente arriba en el marcador. A Fernandinho le llegó un balón en el borde del área chico y, como pudo, le pegó hacia el arco. Pero la pelota pegó en el cuerpo de Mignolet y la opción se malogró.

Luego, otra vez el equipo de Pellegrini rozó el gol del desequilibrio. A quemarropa Touré Yaya disparó frente al arco, tras un córner. Sin embargo, nuevamente el arquero del Liverpool se jugó su integridad para bloquear el disparo.

No hubo más emociones en los descuentos, ya que ambos equipos se frenaron, conscientes de que en el tiempo suplementario iban a tener nuevas chances.

Tiempo suplementario y penales 

En primer tiempo extra estuvo más cerca de marcar la diferencia el City. David Silva construyó una jugada con el Kun Agüero por el centro. El argentino quedó enfrente de Mignolet, definió de borde externo y el arquero desvió con su mano izquierda. En ese instante, al guardameta del Liverpool ya era sin duda una de las figuras en la final.

Antes del final de los 120 minutos, otra vez el elenco de Pellegrini se aproximó al tanto del título. Milner devolvió de cabeza el balón a Mignolet y el Kun Agüero adivinó el pase, pero le pegó de punta a la pelota y ésta se fue por sobre el travesaño.

No hubo más acción y al final todo se resolvió en la definición por penales. En los lanzamientos, el City fue más eficaz y se impuso por 3-1, logrando así el DT chileno su segundo título de Capital One, lo que unido a la Premier League de 2014 le otorga al entrenador nacional una suma de tres títulos en Inglaterra.