Competición
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
Bundesliga
LaLiga Santander
  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Chile

6' Sale Matías Fernández entra Francisco Silva

10' Felipe Gutiérrez

20' Sale Marcelo Díaz entra Bryan Rabello

30' Felipe Gutiérrez

68' Sale Bryan Rabello entra Pinilla

92' Bravo

Argentina

19' Di María

24' Mercado

46' Romero

47' Ramiro Funes Mori

66' Sale Aguero entra Higuaín

72' Sale Banega entra Augusto

80' Sale Di María entra Lavezzi

86' Lavezzi

91' Otamendi

CHILE 1 - ARGENTINA 2

Argentina hizo un gran negocio y cosecha tres puntos en Santiago

La albiceleste dio vuelta una desventaja inicial y se impuso por 2-1. El Chile de Pizzi dejó un buen sabor de boca y no mereció perder.

Brasil vs Argentina

Argentina volvió a entonar esa vieja cantinela, nombre que reciben los tangos antiguos y repetitivos, de venir a Santiago y ganar, aunque sea sin brillar. Una vieja costumbre que se había interrumpido en la final de la Copa América pero que, como quedó demostrado el jueves por la noche en el Estadio Nacional, no ha pasado de moda.

Los albicelestes se sobrepusieron a una tempranera desventaja y terminaron ganando por 2-1, con goles de Ángel Di María y Gabriel Mercado. El descuento fue obra de Felipe Gutiérrez.

Todo la incertidumbre que generaba el debut de Juan Antonio Pizzi, el técnico que llegó un mes antes y se estrenaba ante el segundo mejor equipo del ranking FIFA, parecía oscurecerse a los dos minutos, cuando Matías Fernández se resintió. Y tres minutos después pasó a ser un eclipse, cuando Matigol debió abandonar la cancha.

El entrenador envió al campo a Francisco Silva. El Gato, uno de los héroes de la final de la Copa América y un viejo conocido del Macanudo, ingresó como volante de contención e hizo que Felipe Gutiérrez quedara suelto como enganche. Fue el zurdo del Twente quien rompió todos los pronósticos al elevarse más alto que los gigantes de la defensa argentina y clavar el 1-0. Seguro que en las casas de apuestas un gol de cabeza antes de los 10 minutos de partido de Gutiérrez  habría pagado un dividendo de tres o cuatro dígitos.

La historia era linda y mágica para los chilenos. Pero...

A los 16 minutos fue Marcelo Díaz quien comenzó a renguear por un tirón al aductor derecho. Segundo cambio obligado. Y cuando la Roja estaba con 10 jugadores, Ángel di María le clavó un derechazo cruzado a Claudio Bravo, que fue el empate de los albicelestes.

La Roja no se reponía del golpe cuando Nicolás Otamendi le gana el quién vive a la defensa chilena en un rebote alto. Su habilitación a Messi fue desviada por Mauricio Isla y de carambola quedó solo frente al arco Gabriel Mercado quien anotó el 2-1. Argentina lo daba vuelta a los 24 minutos y Chile, con dos cambios hechos y obligado a modificar toda la estrategia original, estaba con cuenta de protección.

Pese a ello, la Roja tuvo opciones de irse al descanso en igualdad. A los 33 minutos empujaron a Fabián Orellana cuando ensayaba la zambullida y, en los descuentos, un derechazo de Gutiérrez pasó rasguñando la escuadra de la portería de Sergio Romero.

Apareció el vértigo

En la reanudación, el equipo local fue una tromba gracias a resabios de la época del vértigo y el amauterismo. Alexis Sánchez se lo perdió increíblemente a los 51' cuando quiso definir con la derecha desde el perfil zurdo, tras desborde de Beausejour. Y a los 59', Romero desvió un tiro angulado de Orellana cuyo único defecto fue haber ido a media altura. En ese momento, y después de todos los contratiempos del inicio, la maquinita de Pizzi comenzó a funcionar bien y, por momentos, hizo recordar a la de Sampaoli.

El DT chileno envió a la cancha a Mauricio Pinilla, en reemplazo de Rabello, y 30 segundos después el ariete de la Atalanta estuvo a punto de saldar esa deuda que mantiene con la gloria desde los octavos de final de la Copa del Mundo de 2014, en Belo Horizonte. Definió de primera tras cesión de Beausejour y su tiro se fue apenas desviado.

A un minuto del final, Alexis fue derribado a la entrada del área, pero su tiro libre se fue elevado. Y Claudio Bravo, en su patriada del último minuto en el área rival, cosechó una amarilla que lo deja fuera del partido del martes contra Venezuela.

La Roja de Pizzi debutó con una derrota, pero dejó un buen sabor de boca. De hecho, no mereció perder. Complicó y, por momentos, tuvo por las cuerdas a Argentina, que terminó manejando el resultado con pragmatismo. Y lo hizo sin Arturo Vidal, Eduardo Vargas, Charles Aránguiz y Jorge Valdivia. Súmele a los averiados de la noche del jueves: Fernández y Diaz.

Más allá del resultado, el equipo reencantó a una fanaticada que no sabía con qué se iba a encontrar y que, en varios casos, tenía una visión apocalíptica. Esta Roja fue mejor que la enfrentó a Colombia y Uruguay. Chile perdió, pero el futuro se vislumbra esperanzador.