Reportaje

El tormentoso último partido de la Roja en Barinas

Un rodillazo de Javier Margas salvó a Chile de un desastre ante Venezuela en 1996. Y ese punto terminó siendo clave para clasificar a Francia '98.

Chile volvía a jugar Eliminatorias tras seis años y nueve meses, castigado por los hechos del Maracaná. Corría junio de 1996 y la Roja era dirigida por el vasco Xabier Azkargorta. La meta: Clasificar al Mundial de Francia 1998.

Siempre cuestionado, el 'Bigotón' había levantado algo su imagen con victorias en amistosos. Chile le ganó a México (2-1), Perú (4-0), Australia (3-0) y Bolivia (2-0). Sin embargo, latente estaba el recuerdo de las duras eliminaciones en primera fase en la Copa América de Paysandú en 1995 y el Preolímpico de Mar del Plata en 1996.

El primer rival en el camino a Francia '98 era Venezuela, la cenicienta sudamericana, con apenas dos victorias en 36 partidos eliminatorios. El elenco caribeño llegaba optimista al partido, pese a que en la primera fecha -dónde la Roja quedó libre-, había caído 2-0 ante Uruguay en casa. Y claro, la Vinotinto venía de alcanzar una histórica fase final en el Preolímpico, eliminando a Chile con un empate sin goles en la fase grupal.

La Carolina de Barinas

"Los equipos que dejen puntos en Venezuela son los que al final no irán a Francia". La frase es del técnico venezolano Rafael Santana en la previa del duelo a disputarse en el estadio 'La Carolina' de Barinas, mismo escenario del partido de este martes en el camino a Rusia 2018.

La Roja, que vistió de blanco, tuvo un comienzo desastroso aquel domingo 2 de junio de 1996. El calor de Barinas afectó en demasía al equipo chileno, que se vio lento y relajado ante una Venezuela que comenzó presionando desde el primer minuto.

"El arquero Nelson Tapia terminó teniendo su mejor día, nos sacó muchas pelotas", recuerda Dioni Guerra, delantero venezolano que jugaba en Deportes Concepción. El atacante llanero había prometido que marcaría un gol. Y cumplió su palabra, abriendo la cuenta a los 7', tras una corrida de Stalin Rivas.

El polémico gol anulado a Marcelo Salas.

"Durante el partido el clima nos mató, hacía mucho calor y la humedad era impresionante. Estábamos como pavos en los primeros 15 minutos. Aunque Guerra hizo el gol temprano, igual pensé que ganábamos". El recuerdo es de Nelson Tapia, que jugó los cuatro partidos de Chile en el Mundial de Francia 1998.

El gol que pudo cambiar todo

Mientras más bajaba el calor, más mejoraba Chile en la cancha de Barinas. El clima se apiadó de la Roja e incluso cayó un aguacero.

En el descanso, Azkargorta dispuso el ingreso de Sebastián Rozental, de buen rendimiento en la UC, que tuvo un tiro libre que dio en el palo. También entró Luis Musrri, para recuperar el balón y frenar el mediocampo venezolano. Dejaron la cancha dos jugadores que tuvieron un primer tiempo para el olvido: Marcelo Vega y Esteban Valencia. 

La apuesta le resultó a 'Bigotón'. En el minuto 72, Ronald Fuentes pivoteó un balón en área chica y Marcelo Salas metió otro cabezazo en la línea de sentencia. El árbitro paraguayo Epifanio González validó el gol y el desahogo fue total entre los jugadores chilenos y para la numerosa barra chilena que llegó a Barinas.

Sin embargo, la alegría duró poco: el guardalíneas, que ya había cobrado un par de offsides inexistentes, anuló el tanto del 'Matador'. Seguía el sufrimiento.

El rodillazo de Margas

El DT de Chile, Xabier Azkargorta, llegando al aeropuerto de Barinas.

Minuto 90. Cuando Chile perdía las esperanzas de lograr al menos un punto, vino lo inesperado. Centro desde la derecha de Gabriel Mendoza, rebote y apareció Javier Margas para anotar con la rodilla.

El ex defensa del West Ham de Inglaterra comentó la jugada finalizado el partido: "Lo único que recuerdo es que la pelota me quedó picando y le di con todo. Son esos instantes en que se te nubla todo y sientes un zumbido en los oídos que no te deja pensar".

"Fue un resultado amargo para nosotros", rememora Dioni Guerra. Los jugadores venezolanos y el técnico Santana criticaron duramente al juez Epifanio González. "Le tendieron una mano a los chilenos al prolongar un partido que estaba definido", cuenta el ex atacante de Deportes Concepción.

"El punto que obtuve en Venezuela sirvió para clasificar a Francia", señala Xabier Azkargorta, 20 años después de aquel tormentoso partido de Barinas. El 'Vasco' duró apenas tres días más en el cargo y fue reemplazado por Nelson Acosta, que terminó clasificando a Chile a una Copa del Mundo tras 16 años.

Venezuela en Barinas

La selección venezolana ha jugado siete partidos clase 'A' en Barinas, con tres triunfos, dos empates y dos derrotas. Y celebró en los dos últimos partidos, ambos amistosos: 2-1 sobre Honduras y 1-0 ante Costa Rica.

En encuentros oficiales, sólo registra el empate 1-1 ante Chile de 1996 y una derrota 3-0 con Perú en 1997, por las mismas Eliminatorias de Francia 1998.

La primera vez de los Za-Sa

En partidos oficiales, aquella tarde en Barinas, por primera vez Iván Zamorano y Marcelo Salas formaron dupla de ataque desde el primer minuto. Los Za-Sa ya habían debutado juntos ante México en Los Angeles en 1995, pero fue un encuentro amistoso.

Un vuelo histórico

El chárter que llevó a la delegación chilena desde Santiago a Barinas tuvo importancia histórica: fue el primer vuelo internacional que llegó a esa ciudad venezolana. De hecho, debió viajar desde Maracaibo un destacamento especial de funcionarios de Policía Internacional.