UNIVERSIDAD DE CHILE

Guzmán se recupera, pero ya comienza a planear su salida

El uruguayo se recuperó de la rotura meniscal de su rodilla derecha y está a disposición de Beccacece. Sin embargo, su futuro se ve lejos de la U en julio.

Difícil ha sido el semestre de Ricardo Guzmán Pereira en Universidad de Chile. El volante, uno de los estandartes del conjunto azul bajo la dirección técnica de Martín Lasarte, fue borrado de plano en las primeras fechas del periodo que encabeza Sebastián Beccacece.

El seleccionado charrúa sólo alcanzó a jugar cuatro partidos (uno como defensa central, lejos de su posición natural) y tuvo que conformarse con mirar desde la banca la eliminación de Copa Libertadores a manos del modesto River Plate de Uruguay. El volante de corte no estaba en los planes del ex ayudante de Jorge Sampaoli y, horas después de enterarse que no iría ni siquiera al banco ante Palestino, sufrió una rotura meniscal de la rodilla derecha. 

El ex Montevideo Wanderers debió pasar por el quirófano, pero tras casi dos meses de recuperación está de regreso para pelear un puesto. El panorama, en todo caso, no se ve alentador, pese a que el viernes pasado Beccacece se mostró feliz por la noticia. "Tenemos un grupo en el cual confío plenamente. En el caso de Guzmán, está en la fase final de su recuperación. Para nosotros es un jugador importante, de selección. Transmite a sus compañeros coraje y energía. Será considerado, nos ayudará mucho en la recuperación", señaló el DT en conferencia de prensa.

Este miércoles el mediocampista uruguayo entrenó de manera normal junto a sus compañeros y podría aparecer entre los citados para el duelo ante Santiago Wanderers, claro que sólo como alternativa. Y no sólo porque viene recién recuperándose, sino también porque para el técnico Gonzalo Espinoza y Sebastián Martínez siguen estando sobre él.

El tema tiene inquieto al entorno del jugador. "Guzmán y el DT no han tenido mucho diálogo. Veremos si tiene chances ahora que está de vuelta en el equipo y a partir de eso pensaremos en el futuro. Todo está condicionado a si juega o no", comentan cercanos a Pereira.

Al charrúa le quedan poco más de dos años de contrato, él se quiere quedar, pero jugando. Terminar el semestre como suplente lo haría buscar opciones fuera del CDA a mitad de año. Eso está decidido. "Es una situación difícil. Guzmán fue de los mejores jugadores del semestre pasado en la U y lo que vivió hasta antes de la lesión fue un poco injusto, pero el fútbol es así", agregan desde su entorno.

Pereira tuvo varias opciones de emigrar durante el verano. Clubes uruguayos, mexicanos y españoles se interesaron en él, pero en la U se negaron a conversar. Ahora, la pelota está en manos de Beccacece. De él depende exclusivamente si "Cabeza", uno de los favoritos de la hinchada azul, sigue o no en Universidad de Chile.