Bayern 0 (4) - Dortmund 0 (3)

Vidal gana la Copa de Alemania y obtiene el bicampeonato

El volante chileno fue titular y figura en la final ante el Borussia Dortmund, que se resolvió por penales, cerrando así un año brillante en el fútbol germano.

Arturo Vidal vivió otro gran día luego de consagrarse en la Bundesliga. El chileno fue la figura en la obtención de la Copa de Alemania y con el Bayern Munich se impuso en definición por penales (4-3) frente al Borussia Dortmund, logrando su segundo título de la temporada. 

En el comienzo del encuentro, que terminó igualado 0-0 luego del tiempo suplementario, el Bayern tuvo el control del balón y también del juego. Los bávaros hacían circular la pelota de un costado hacia el otro en busca del espacio para profundizar, pero no crearon situaciones reales de peligro.

El Dortmund se reagrupaba defensivamente detrás de la línea de la mitad de la cancha y esperaba en forma compacta, achicando espacios cerca de su área, para salir muy rápido en contraataques. En este contexto, Vidal fue clave para que no sorprendieran a su equipo.

El chileno actuó como único volante de contención y se alzó como uno de los mejores del partido en la primera parte. En tal función, estuvo genial para intervenir con magistrales quites, los cuales desactivaron todo intento de ataque del rival.

A pesar del manejo del trámite del partido, el Bayern no muy incisivo. La escuadra bávara llegó con peligro mediante un tiro y un cabezazo de Thomas Müller, por intermedio de un zurdazo del brasileño Douglas Costa y con un par de desbordes de Frank Ribéry, cuyos centros fueron despejados por la defensa.  

En materia ofensiva, el Dortmund solo generó algunas aproximaciones que no asustaron demasiado al arquero Manuel Neuer. Pierre Aubameyang, su mejor hombre, tuvo poco espacio para sus largas carreras y no fue relevante.

Los primeros minutos del segundo tiempo fueron complejos para Vidal. El volante chileno recibió tarjeta amarilla por una entrada a destiempo. Segundos después, cometió otra aparatosa falta, pero el árbitro le perdonó la vida.

Cuando eso pasaba, el Bayern rozó la apertura de la cuenta. Ribéry envió un centro rasante desde la izquierda y Robert Lewandowski, arrastrándose lo que más pudo, no logró conectar correctamente el balón en la boca del arco. Los bávaros eran mejores en esos instantes.

Lo ratificaron en los minutos siguientes. El juego se concentro en la zona del Dortmund, que se quedó sin espacio ni tiempo para salir en contraataque. El asedio fue constante y otra vez Lewandowski estuvo cerca del gol. Sin embargo, su tiro se fue apenas por sobre el travesaño.

No obstante, el Dortmund casi sorprende en el minuto 82. Tras un rápido contraataque, el balón le quedó servido a Aubameyang para finiquitar de primera, luego de un centro desde la derecha. Pero su tiro pasó rozando el travesaño. Después, no hubo mayores emociones y se jugó el tiempo suplementario.

Prórroga y penales

En el inicio del primer tiempo suplementario, otra vez Lewandowski pudo marcar. El polaco quedó solo por el centro, pero demoró el tiro, lo que permitió el cruce de un zaguero para bloquear el disparo.

El Dortmund respondió con una misma jugada. En veloz contraataque, el armenio Mkhitaryan irrumpió por la derecha. Controló y se despachó un remate cruzado que pasó por todo el frente del arco en el área de meta. Por poco, en el segundo palo Aubameyang no llegó a empalmar la pelota. 

El rival de los bávaros acusó el cansancio físico en el segundo tiempo suplementario. Esto lo aprovechó el Bayern, con dos ocasiones de gol en el inicio de este segmento de la final, pero no pudo concretar. Al final, todo se mantuvo igual y ambos elencos definieron por penales, tras terminar sin goles el partido.

Desde los doce pasos, los bávaros se impusieron por 4-3, con Vidal iniciando la definición con un tiro cruzado, que resultó inatajable para el arquero.