Colombia - Chile

Claudio Bravo, el espejo de David Ospina para el salto a Europa

El capitán de la Roja marcó el camino de varios metas latinoamericanos y el colombiano es uno de ellos. Bravo eso sí, es el que más lejos ha llegado.

Los porteros titulares de Chile y Colombia, rivales en semifinales de la Copa América, tienen algo en común que es poco habitual en arqueros sudamericanos: ambos juegan en Europa. No es casual. Claudio Bravo ha sido un ejemplo para muchos porteros sudamericanos, uno de ellos, David Ospina.

Claudio Bravo (33), arquero de Barcelona, dejó Chile a mediados del 2006 para fichar en Real Sociedad. Ahí estuvo 8 años, incluso en Segunda División, forjando su carrera que lo llevaría al equipo más ganador de los últimos años en el planeta.

Claudio Bravo

El 2006, David Ospina (27) pasaba a formar parte del primer equipo de Atlético Nacional, después de ser el suplente de la selección colombiana en el Mundial Sub 20 del 2005, generación formada entre otros por Cristián Zapata, Radamel Falcao García, Hugo Rodallega y Dayro Moreno.

La carrera de Bravo fue un espejo para varios porteros latinos durante esos años. El mexicano Guillermo Ochoa lo reconoció en su momento y Ospina tomó un camino similar. Partió el 2008 al Niza de Francia, se hizo conocido en Europa y el 2014, el mismo año que Bravo ficha en Barcelona, Ospina llega al Arsenal de Alexis Sánchez.

David Ospina

Carreras similares, características de juego similares, incluso estaturas parecidas -1.84 mts de Bravo contra el 1.83 de Ospina, pero en lo que se diferencian es en su tasación.

Porque mientras el colombiano está avaluado en 8 millones de euros -Arsenal lo compró por 4-, Claudio Bravo está tasado en 15 millones de euros, después de que fuera adquirido por los blaugranas en 12 hace dos años.