SEMIFINALES | PORTUGAL - GALES

Bale: "Kroos me dio 3 partidos y quizá lo vea en la final"

El líder de Gales está tranquilo antes del partido más importante de la historia del país. El zurdo dejó en claro que no es una competencia con Cristiano.

—Cuando dijo tras ganar la Champions con el Madrid que ahora le tocaba ganar la Eurocopa, ¿lo dijo en serio?

—Creía que podíamos hacer algo, de verdad. Uno ve lo que hicieron Grecia y Dinamarca y piensa que por qué no se puede repetir. En la clasificación crecimos como equipo. Ganamos mucha confianza, sobre todo tras el partido ante Bélgica. Sentimos como si pudiéramos ganar a los equipos grandes. En la primera fase tuvimos altibajos, pero aprendimos de los errores y desde entonces realmente hemos progresado. Ganar la Eurocopa sería un sueño, pero ahora mismo el único sueño es ganarle a Portugal en semifinales.

—¿Siendo realistas, la Eurocopa ha superado sus expectativas como equipo?

—Siempre hemos ido marcándonos objetivos: en primer lugar quisimos pasar del grupo, luego nos propusimos superar las eliminatorias y ahora pensamos en que podemos seguir por el mismo camino. Decirlo está bien pero luego hacerlo es otra cosa, claro. Hemos ido creciendo en el torneo a través de la confianza. Cuando hemos tenido que ganar feo, hemos ganado feo; cuando hemos tenido que jugar al fútbol, hemos jugado al fútbol.

—¿Gales puede ganar la Eurocopa, realmente?

—Es una pregunta difícil de responder. Está claro que queremos ganarla, pero también sabemos de la dificultad. Nosotros vamos con la misma mentalidad que antes, no estamos sintiendo la presión. Sólo queremos tratar de disfrutar de la ocasión. No hay miedo en el grupo y el técnico nos mantiene frescos. Estamos disfrutando de este gran viaje.

—¿Ha cambiado la mentalidad del equipo al verse tan lejos?

—No, no lo siento así. El ambiente es exactamente el mismo. Todavía bromeamos entre nosotros y nos reímos mucho. En la concentración tenemos un concurso que va de identificar jugadores. Hoy (por ayer) he ganado de nuevo. Ya llevo seis seguidas (risas).

—¿No parece que sean conscientes de que van a jugar una semifinal de la Eurocopa?

—En cierto modo no y tal vez eso juegue a nuestro favor. No pensamos que es un partido de semifinales, sino uno más. Nos estamos preparando bien y sólo estamos haciendo lo mismo de siempre. No hemos cambiado nada.

—¿Por qué decidió traerse un fisio personal del Real Madrid a la Eurocopa?

—Tuve algunas lesiones este año y quería asegurarme de que me recuperaría bien en caso de que hubiera problemas. Ha sido una ayuda enorme para mí. Incluso el personal médico aquí lo ha agradecido porque hubo mucho trabajo con otros jugadores. Fue una buena decisión y todo está funcionando bien.

—¿Le molesta que se reduzca el Gales-Portugal a un Bale contra Cristiano?

—No, me es indiferente. Todo el mundo habla de mí y de Cristiano, pero la realidad es que es un Gales-Portugal. No se trata de nosotros, se trata de dos equipos. Sé que la Prensa le da bombo al partido de este modo, pero no es sólo eso. En Gales la estrella es el equipo. Trabajamos juntos, como una sola cosa. Eso es lo que nos ha permitido obtener resultados y así vamos a seguir.

—¿Gales debe estar especialmente preocupada por Cristiano, pese a no estar haciendo una buena Eurocopa?

—Cristiano es un jugador fantástico, pero creo que debemos preocuparnos más por nosotros que por el rival. Hemos jugado ante equipos de grandes individualidades otras veces y hemos ganado.

—¿Ha hablado con él del partido de alguna forma?

—No, no nos hemos mandado mensajes. Cada uno está concentrado en su selección.

—¿Y antes de la Eurocopa, comentaron las opciones de cada uno en el torneo?

—Tampoco. Recuerdo a Toni Kroos diciendo en broma que sólo jugaríamos tres partidos. Será agradable reunirse con él en la final (risas). Es una forma de reírnos. Obviamente hemos superado las expectativas de la gente. Lo sabemos y estamos disfrutando por ello.

—¿Le ha pedido consejo el seleccionador Coleman sobre cómo marcar a Cristiano?

—No, de ninguna manera. El entrenador del equipo es él.

—¿Pero se los daría?

—Claro, si los necesitara sí. Pero creo que nuestro analista Argie ya le habrá informado del rival tan bien como ha hecho durante el resto del torneo. Todo el mundo sabe cómo es Cristiano, cómo es Pepe, así que no hace falta decir mucho más sobre ellos.

—Pues Pepe está tocado y quizá se pierda la semifinal. ¿Lo acusaría Portugal?

—Lo primero que hay que decir es que Pepe es un jugador fantástico, muy valioso para el Madrid, profesional y un gran tipo que ha sido siempre muy bueno conmigo. Por supuesto que será una gran pérdida para Portugal si no juega, pero si finalmente llega nos pondrá las cosas muy complicadas porque es un excelente defensa.

—Usted era de los pocos en el vestuario del Madrid que ante este tipo de torneos podía planificar vacaciones en vez de jugarlos. Y ahora mire…

—Sí, me han tomado mucho el pelo en los últimos años por eso, así que es bueno estar ahora en un torneo importante y hacer grandes cosas con el equipo nacional. Es genial ser partícipe de esto.

—¿Qué tipo de bromas le hacían los compañeros?

—Cuando perdíamos y veían que estábamos más allá del puesto 100 en el ránking FIFA, me decían que iba a tener nueve semanas de vacaciones en vez de dos. Lo típico.

—¿Ve la semifinal ante Portugal como decisiva en la lucha por el Balón de Oro con Cristiano?

—No. El Balón de Oro no premia un partido, sino una temporada. No está en mi mente ahora mismo eso. Sólo quiero servir a mis compañeros y pelear por ganar títulos. No nos corresponde a nosotros decidir esos premios individuales.

—¿Considera que está en el mejor momento de su carrera como futbolista?

—Es difícil decirlo, pero lo que es seguro es que se trata del momento en el que más honrado me siento por jugar con mi país. Representar a mi país siempre fue un honor y estar en el partido más importante de su historia es increíble. Pero no queremos que termine esto. Es nuestro momento y queremos seguir luchando y haciendo historia.

—¿Cómo compararía los lanzamientos de falta de Cristiano con los suyos? Se habla mucho de la categoría de unos y otros últimamente.

—Son estilos diferentes. Para empezar son con un pie distinto. Difícil compararlos.

—De Portugal dicen que juega un fútbol aburrido y poco vistoso. ¿Está de acuerdo?

—En absoluto, tienen una buena defensa y marcaron varios goles. Han sido un equipo agradable de ver. Estoy seguro de que hubiera querido ganar más partidos, pero están en semifinales y ante eso no se puede decir mucho más.

—¿Cree que Cristiano está bien físicamente?

—Sí, no veo una razón para decir lo contrario. Para todo el mundo ha sido una temporada larga, algunos jugadores han llegado a los 66 partidos. Pero tan pronto como estás en el terreno de juego, todas las lesiones y las preocupaciones desaparecen de golpe.

—¿Pueden acusar ustedes las bajas por sanción de Ramsey y Davies, dos titulares?

—Es horrible que se pierdan una semifinal por estar sancionados. Las normas son difíciles de entender. A estas alturas de torneo y tras cinco partidos las amarillas deberían estar ya limpias. Lo sentimos por ellos, que están afectados. Nos dan más motivación para ganar y para que puedan jugar de nuevo en esta Euro. Jugaremos para toda la nación y especialmente para ellos, que han sido claves para que estemos donde estamos.

—Sin ser una falta de respeto hacia el resto, usted ha jugado muchos más partidos de máxima exigencia que los demás compañeros de selección. ¿Les dará consejo?

—Si quieren consejos, por supuesto que se lo daré. Pero creo que todo el mundo sabe lo que hay que hacer. Estamos en una situación que nos hemos ganado nosotros mismos y vamos a disfrutar de ella. Queremos jugar y pasárnoslo bien. En eso no se puede dar consejo de ningún tipo a nadie.

—Ha sorprendido tanto el papel de Gales que hasta un compañero suyo, Joe Ledley, ha tenido que aplazar su boda. ¿No estaría usted invitado?

—(Risas). Ninguno de nosotros estábamos invitados. Bueno, tampoco ninguno hubiéramos podido ir de todos modos. Por lo tanto, para el resto no ha habido mucha diferencia.

—Estando la final tan cerca, ¿cómo hacen para no pensar en Saint-Denis y verse en ella jugando por el título ante Francia o Alemania?

—Eso es lo más importante, mantener el foco en lo que nos toca ahora. Queremos seguir con el mismo proceso que hemos tenido hasta llegar a aquí. Estamos mucho más cerca de la final de lo que estábamos hace un par de semanas. Por eso es aún más importante que nos centremos en este partido y no miremos a la final. Si nuestras cabezas comienzan a imaginar, entonces vamos a perder el partido por no estar concentrados. Así que, ahora más que nunca, nos centramos en derrotar a Portugal.

—Islandia ha sorprendido tanto como ustedes y su gesta ha llegado a todo el mundo. ¿Qué le ha parecido?

—Hemos estado viendo prácticamente todos los partidos, nos gusta reunirnos para ver el fútbol. Sí, Islandia ha hecho un torneo increíble. Incluso ante Francia, en una situación muy difícil, iban 4-0 perdiendo y siguieron luchando. Sus aficionados fueron fantásticos. Es agradable ver a los equipos menores haciéndolo bien, creciendo y dándolo todo en el terreno de juego. Estoy seguro de que todos en Islandia están orgullosos de su equipo y estoy seguro de que lo mismo ocurre con nosotros también.

—Nadie ha hecho tanto por Gales como ustedes en esta Eurocopa...

—Para muchos estamos poniendo a Gales en el mapa. O por lo menos donde creemos que debe estar. Nos encontramos en una pequeña burbuja, para ser honestos. Somos conscientes de lo que va a pasar a nuestra vuelta a casa. Estoy seguro de que vamos a reflexionar sobre nuestro futuro y sobre lo que nos espera. Lo más importante ahora es concentrarnos más que nunca en la semifinal y tratar de dejar todo lo demás en un segundo plano.