Copa Davis | Chile - Colombia

Las culpas detrás del bochorno en la serie de Copa Davis

La Federación, la Municipalidad y los organizadores se desmarcaron de la responsabilidad d euna serie que estuvo a un paso de no jugarse.

A las 10 de la mañana de este viernes estaba programado el primer partido de la serie entre Chile y Colombia en Iquique. A esa hora, Nicolás Jarry y Santiago Giraldo debían comenzar a disputar la llave por un paso al repechaje del Grupo Mundial. Sin embargo, nunca pudieron entrar a la cancha y la serie se postergó un día, con el riesgo latente de la cancelación.

¿De quién fue la culpa de que eso ocurriera? El discurso oficial de la Federación de Tenis, la Municipalidad de Iquique y los organizadores del evento es el mismo. "Es culpa del temporal. No había cómo prever una situación así", dicen todos.

Sin embargo, no son las únicas versiones. "Hubo muchos impedimentos burocráticos para comenzar a construir antes. Esto es un recinto del Ejército, y cumplir con las normas que piden demora un poco", apunta Giorgio Rainieri, uno de los productores de la Fetech.

La Federación tampoco ha quedado ajena a las críticas. Se le acusa de haber comenzado las obras tarde tomando en cuenta que en abril se anunció la sede del evento, y que la construcción de la cancha estuvo mal ejecutada desde el comienzo.

Ellos se defienden. “No podemos responder a las fuerzas de la naturaleza. Lo que pasó la semana pasada en Iquique afectó mucho la cancha y no estaba en nuestros planes. Ya está al 95 por ciento. Se podrá jugar”, dice Ulises Cerda.

Por otro lado, la gestión de la Municipalidad de Iquique también ha quedado entre dicho. Pese a poner los recursos -cerca de 200 millones- para quedarse con la serie, no se ha cumplido con otra parte del acuerdo: no hubo campaña de difusión, ni se trabajó en los accesos. “Y ahí no hubo culpa del temporal”, dicen en la Fetech.

Lo cierto es que la pelota se pasa de unos a otros sin encontrar una solución al problema. Por ahora, la serie entre Chile y Colombia está programada para este sábado a las 10 de la mañana. Por ahora, porque lo cierto es que hoy nadie sabe si se podrá jugar.