Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

BARCELONA

La defensa de Barcelona sigue dejando muchas dudas

Siete goles recibidos en tres partidos de pretemporada demuestran que a una semana de la Supercopa de España hay mucho que mejorar.

Ya antes de recibir los cuatro goles del Liverpool en Wembley la defensa era la línea que más preocupaba al técnico del Barcelona pues era la zona del campo que veían más alejada de su rendimiento habitual. Lo sucedido el sábado en Wembley, donde Claudio Bravo recibió tres tantos en el segundo tiempo, no hace más que confirmar esta preocupación a la que habrá que ponerle remedio sin demora, pues el próximo domingo tendrán el difícil desafío de la ida de la Supercopa ante el Sevilla.

Cierto es que los defensas titulares del Barcelona apenas han disputado minutos, pues Piqué sólo ha jugado 45 minutos y Jordi Alba aún no ha debutado, pero el rendimiento de los que sí han tenido ocasión de jugar ha demostrado que van a tener que mejorar mucho si quieren optar a un puesto.

Así pues, Aleix Vidal no ha logrado nunca dar la sensación de sentirse cómodo en el puesto de lateral (y ya ha jugado tres partidos), Mathieu sigue siendo una caja de sorpresas a menudo demasiado desagradables, Mascherano ha querido debutar demasiado pronto y está muy lejos de un mínimo de forma y Cámara ha intentado cumplir como ha podido como lateral izquierdo, un puesto que le ha venido nuevo esta pretemporada.

Asimismo, la ayuda defensiva en el centro del campo tampoco ha servido de mucho, donde Busquets está muy lejos de su rendimiento habitual. Hay mucho que mejorar.