Épica Gaes Atacama

La alta exigencia que sorprendió a los corredores de Épica

Solo el 30% de los participantes completó la carrera en el tiempo presupuestado. Los primeros tardaron seis horas y muchos fueron retirados en el trayecto.

La organización lo había advertido desde un comienzo: Epica Gaes Atacama sería toda una aventura. Y así lo pudieron comprobar los participantes este lunes, cuando se enfrentaron a una de las etapas más difíciles, con 110 kilómetros de distancia.

Solo 23 lograron realizar la prueba en menos de siete horas, que era el tiempo presupuestado para los corredores no profesionales. "Fue muy dura. El primer tramo tuvo mucha arena, luego mucho viento y las subidas eran muy largas", aseguró Ricardo Pablo, uno de los participantes que llegó al Desierto de Atacama.

"La gente no estaba preparado para esto. No pensaba que sería así, pero tengo muchas ganas de terminar todas las etapas", agrega. Y es que de los 77 deportistas, 18 tuvieron que ser retirados en el camino, mientras que otros 36 tardaron más de los estimado. Incluso 8 llegaron en más de 9 horas.

Sin embargo, los mismos competidores defienden la prueba. "Si no la hacen dura, no es épica", dicen, mientras piensan en la segunda etapa, más relajada, de solo 70 kilómetros.