Manchester United 1 - Manchester City 2

Bravo debutó en el City con gran triunfo en el clásico

El elenco del chileno, quien desafortunadamente falló en el descuento local, fue superior en el desarrollo del encuentro y obtuvo una excelente victoria.

Claudio Bravo hizo su estreno en el Manchester City con una victoria por 2-1 en el clasico de la ciudad del norte de Inglaterra, frente al Manchester United. El arquero chileno tuvo poco acción y desafortunadamente se equivocó en el gol del descuento del local. Sin embargo, en líneas generales cumplió en la portería visitante. 

El comienzo del partido fue muy tranquilo para Bravo. Su actividad se limitó exclusivamente a jugar con los pies varios balones que la defensa del City envió hacia atrás para darle continuidad a su accionar de posesión a ultranza de la pelota.

Los dirigidos por Pep Guardiola fueron ampliamente superiores durante el primer tiempo. Se impusieron en todos lo sectores de la cancha, haciendo circular sin dificultades el balón. Lo recuperaban rápidamente tras perderlo y, en momentos puntuales, se reagrupaban bien atrás para defender su portería con eficacia.

Así no extrañó que la visita se pusiera en ventaja. Curiosamente, no fue gracias al juego corto y de de pases de Guardiola. Un largo despeje de Alexandar Kolarov fue pivoteado por Kelechi Iheanacho y Kevin de Bruyne anticipó a un zaguero para irse directo hacia el arco. El belga definió con un tiro cruzado, junto al palo derecho, en el minuto 14.

El trámite del encuentro no varió en lo absoluto. El dueño de casa solo esperaba en su mitad de cancha al City y desde ahí procuraba salir en velocidad con ataques numerosos. Sin embargo, en la última etapa de sus avanzadas fallaba en la precisión de sus pases y todo se desdibujaba.

Con esta trama del partido, no sorprendió que los visitantes aumentaran las cifras. Tras un disparo en el palo, Iheanacho capturó un rebote en el área de meta y envió el balón a la red para poner el 2-0, a los 35'. El marcador claramente reflejaba la superioridad del vencedor parcial del pleito.

Sin embargo, el United se encontró de casualidad con el descuento. En un tiro libre desde tres cuartos de cancha, Bravo salió a cortar el centro muy cerca de la esquina del área. Cuando tenía el balón en su manos, fue embestido por su compañero John Stone, perdió la pelota y Zlatan Ibrahimovic, de semivolea, convirtió (41').

Un infortunio para el arquero chileno. También para la visita, que se fue al descanso con un resultado más ajustado, incoherente con lo sucedido y su amplia superioridad en la primera parte.

El comienzo del complemento fue distinto a lo que había acontecido. El cuadro local adelantó bastante sus líneas y presionó mucho más arriba. Entonces, los dirigidos por José Mourinho tuvieron el control del partido, aunque no se acercaron con gran peligro al arco de Bravo.

El chileno solo vivió un susto en el minuto 55. Presionado por un atacante, enganchó, la pelota se le fue larga y trabó con todo con Wayne Rooney dentro del área. La hinchada del United reclamó penal, pero la jugada no fue para tal sanción.

Paulatinamente, el City fue superando el asedio. Guardiola incluyó en el partido a Fernando y Leroy Sané, reformulando el equipo con la presencia del volante brasileño y el delantero alemán. Esto le permitió recuperar la tenencia del balón y llevar a su rival a defender cerca de su área. 

A los 74 minutos, el City tuvo la mejor ocasión de gol de ese momento en el partido y estuvo muy cerca de ampliar la cuenta. De Bruyne, el mejor hombre del partido, recibió la pelota dentro del área y sacó un disparo que pego en el palo izquierdo. Luego, el balón cruzó lentamente por todo el frontis del arco, a solo centímetros de la línea de gol.

Como decreció el caudal ofensivo del local, Bravo volvió a la tónica de intervenciones solo con el pie para darle continuidad al juego por abajo del City. En una de estas acciones, y en el minuto 81, enganchó ante Rooney dentro del área y el inglés le cometió una fuerte infracción. El atacante local recibió tarjeta amarilla.

En los últimos pasajes del duelo, el United apretó arriba y bombardeó con centros hacia el área visitante. La defensa del City respondió con solvencia y fue así como el equipo de Bravo, finalmente, se quedó con la victoria por 2-1 en el clásico de Manchester.