• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Sevilla

32' Mercado

57' Sale Nasri entra Sarabia

60' Sale Vietto entra Ganso

73' Ben Yedder

89' Ben Yedder

91' Sale Ben Yedder entra Iborra

95' Mariano

Alavés

25' Sale Kiko Femenía entra Pantic

28' Sale Daniel Torres entra Krsticic

36' Theo Hernández

41' Alexis

64' Marcos Llorente

77' Raúl García

78' Sale Camarasa entra Katai

83' Laguardia

81' Manu García

88' Edgar

SEVILLA 2 - ALAVÉS 1

Sevilla y Sampaoli siguen a la caza del Madrid en la Liga

El cuadro de Sampaoli no se despega del equipo merengue gracias a una genialidad de Ganso, que asistió de taco para el primer tanto del partido.

LALIGA

Un taco imposible de Ganso y otro en el minuto 90 de Wissam Ben Yedder, que ya había marcado el primer gol, elevaron al Sevilla a las alturas de la Liga en un partido lleno de sucesos y accidentes y jugado con 31 grados a la sombra y unos cuantos más al sol del Sánchez Pizjuán. El calor, lleva a la deshidratación y esta es una causa común de las lesiones musculares. Hasta cuatro futbolistas (Kiko Femenía, Daniel Torres, Nasri y Vietto) se marcharon con problemas físicos. El asunto alcanzó incluso a Mateu Lahoz, que tocado tuvo que dejar su puesto los últimos veinte minutos al cuarto árbitro, el extremeño Hernández Maeso.

Así fue la lesión de Mateu

El partido fue emotivo y polémico. El Alavés reclamó dos penaltis. Uno, de Escudero en la segunda parte, fue de libro. Se ayudó de la mano ingenuamente. A Pellegrino se lo llevaban los demonios. El otro, de Sergio Rico a Deyverson, fue una escenificación del brasileño, buen delantero por cierto. No hubo nada. Mientras, el Sevilla pidió otros dos. Una mano en la primera parte a la salida de un córner muy difícil de advertir para Mateu y un derribo sobre Vitolo, qué partido angelical el suyo, que fue evidente. Lo mejor es que los equipos, lejos de protestar, combatieron el calor con un ejercicio de profesionalidad y entusiasmo admirable que permitió un partido inesperado y de alternativas.

El Alavés, muy aplicado, le dio el balón al Sevilla en la primera parte. Aunque a poca velocidad, los de Sampaoli supieron qué hacer con él de vez en cuando. Nasri dibujó una jugada celestial que culminó burlando a dos rivales y con un tiro con la izquierda que se le marchó fuera. Ben Yedder también inquietó a Pacheco, que engordó su estadística a base de paradas. Pero detrás el Sevilla dejó unos espacios que el Alavés pudo aprovechar en el minuto 12. Edgar, rapidísimo, se quedó solo delante de Sergio Rico pero con toda la portería para él y Deyverson al lado para empujar, la mandó al palo.

Magia de Ganso en el primer gol

El partido incluso creció en la segunda parte. El Sevilla se tiró a tumba abierta. Por obligación (no tenía más delanteros), y ya sin Nasri en el campo, Sampaoli se vio obligado a tirar de Ganso, muy discutido por la grada. El brasileño no controló bien un balón pero lo persiguió y se inventó un gesto que estuvo entre una coz y un taconazo de genio. Ben Yedder hizo el 1-0. El Alavés, que parecía muerto, sacó casta, empujó y empató con un gol de corazón de Laguardia que entró a la salida de un córner. Con el Sánchez Pizjuán convertido en una parrilla por el calor que hacía, muchos se hubieran dado por satisfechos con el punto y a otra cosa. Más no se podía entregar. O tal sí, pensó Vitolo, monumental. El canario se echó a la espalda al equipo y fabricó dos situaciones de gol en los últimos minutos. Sobre el 90’, el menudo Ben Yedder fue el más listo de la clase y con otro taconazo desató la euforia en Nervión. Un campo donde, ya está escrito y lo han sufrido muchos, el Sevilla nunca se rinde. Parece cargante decirlo. Pero es que esta vez tampoco lo hizo.

El golazo de Ben Yedder con el tacón 

Sampaoli

Sampaoli: "Tuvimos juego y paciencia"

Valoración: Puede que haya sido la continuación de lo que hicimos el otro día ante el Olympique. Tuvimos juego y paciencia para tener chances y la capacidad de seguir atacando después de los goles. La idea se va consolidando pero ojalá la podamos mejorar en el tiempo.

Victorias tardías: A uno le pone feliz el triunfo porque el equipo tuvo la fortaleza de ir a buscar otro gol. Es la forma que queremos que juegue el equipo. Por suerte ganó el que más propuso en un partido complejo ante un rival muy difícil de quebrar.

Ben Yedder y Ganso: Lo de Ben Yedder es una alegría enorme porque le costó adaptarse un poquitito. Está demostrando los motivos por los que fue elegido por este club. Ganso es distinto, vino para hacer esas cosas y si se siente querido va a dar muchas alegrías.

Horario: Si yo pudiera ayudar con mis declaraciones a que esto se modifique, le daría un montón de razones para no jugar así. Pero esto está planteado de otra forma, el jugador no es lo primero, son otras cosas. Seguirá así porque hay otras prioridades.

Sistema: La idea es tener vacía la salida para tener llena la llegada. Lo que buscamos con sólo un mediocentro es tener espacio para salir y muchos jugadores en campo contrario.

Mejoría tras el descanso: Tiene que ver también con el rival. Lo cansamos con la paciencia, esa palabra que se divide en paz y en ciencia. Intentamos no acelerarnos en la búsqueda de los espacios. Se cansaron en la segunda parte, dejaron espacios y atacamos tanto que no lo pudieron aguantar.

Parón: Se van muchos jugadores, llegan el jueves y jugamos el sábado a las 13:00. Eso es una complicación.

Pellegrino


Pellegrino: "Jugar a esta hora en Sevilla es curioso..."


Valoración: En la primera parte nos juntamos e intentamos salir rápidos. En la segunda, creo que por el calor, no encontramos salida. Empujamos hasta el final, logramos el empate pero no pudo ser. Creo que hicimos un buen trabajo porque sujetamos al rival mientras pudimos.


Lesionados: Ambos tienen molestias musculares, durante la semana sabremos que tienen.


Mateu Lahoz: Los dos banquillos hablamos mucho con el árbitro. Todo fue respetuosamente, somos profesionales y podemos hablar sin problema a pesar de la emoción que pueda provocar alguna jugada. Fue cordial.


Descuento: Es verdad que ya nos pasó, es algo que tenemos que mejorar y aprender. Los equipos que tienen tanta calidad meten jugadores frescos del mismo nivel. Trabajamos muchísimo ante un rival importante.


Cambios: Creo que acusamos mucho las sustituciones. Nos quedamos sin maniobra hasta el final por los dos cambios en la primera parte.


Horario: Esto es algo que es igual desde hace muchísimos años. La semana pasada jugamos tres partidos en ocho días... A nosotros no nos ha ayudado, la verdad. Nunca escuché que le preguntaran a un entrenador a qué hora quiere jugar, esto depende de la Liga, queremos el bien para todos y ojalá que esto se tenga en cuenta para mejorar el futuro. Jugar con más de 30 grados en Sevilla a esta hora es curioso...