Ecuador - Chile

Las imperdibles anécdotas de Manuel Pellegrini en Ecuador

El DT dirigió a Liga de Quito, salió campeón y relanzó su carrera. Eladio Rojas, ex futbolista chileno e integrante del plantel, rememora aquel ciclo.

Ecuador-Chile en vivo

Manuel Pellegrini catapultó internacionalmente su carrera en Ecuador. El exitoso entrenador chileno dirigió a Liga Deportiva Universitaria de Quito entre 1999 y el año 2000, obteniendo un campeonato nacional. Luego se marchó a Argentina para asumir en San Lorenzo de Almagro.

En la antesala de otro duelo entre la Roja y el elenco ecuatoriano por las Eliminatorias, la figura del DT vuelve a emerger, a raíz de su relevante paso por el cuadro albo. En dos temporadas, dirigiendo en 76 partidos con un 53 por ciento de rendimiento, Pellegrini vivió varios episodios que dejaron huella en el plantel.

Así los recuerda el ex futbolista chileno Eladio Rojas desde Yakarta, Indonesia, su actual lugar de residencia. Formado en Universidad de Chile, el otrora volante coincidió con el entrenador en Liga de Quito, a fines de la década de los 90.

Tremendas 'comilonas'

"Al principio a Manuel le costó adaptarse al medio. Veía las formas cómo se comía en los desayunos o en los almuerzos antes de los partidos y no les gustaba nada. La cultura de los ecuatorianos era comer un montón. A diferencia de Chile, donde en las concentraciones todo era todo mucho más medido". 

"Le dije Manuel, tranquilo, si usted quiere cambiar esto, no lo puede hacer de una. Si no se van a enojar todos, porque son sus costumbres. Me escuchó y fue haciendo los cambios de a poco. Al mes y medio, ya había cambiado todo el menú y no tuvo grandes problemas. Pero al principio le costó. Después el grupo se adaptó muy bien a él".

Concentraciones 'eternas'

"Recién habíamos salido campeones en el torneo local (en 1998) y era complicado para Manuel, porque recién venía llegando. Ese año (en 1999) jugábamos el torneo local y la Copa Libertadores y las cosas que pedía, como más tiempo de concentración, se las daban sin problema".

"En algún momento llegamos a estar una semana concentrados. Los ecuatorianos decían no puede ser, es estar mucho tiempo encerrados. Sin embargo, después el grupo aceptó sus argumentos y se fue adaptando muy bien a su manera de trabajar. Manuel manejó al plantel de manera espectacular".

Egos de seleccionados

"La mayoría de los jugadores era seleccionados ecuatorianos, puras estrellas de la época allá. Estaban acostumbrados a comer lo que ellos querían, a concentrarse solo si ellos querían y en realidad hacían la rutina que ellos querían. Manuel la fue cambiando y no hubo inconvenientes. Se le respeto mucho, porque veían que su manera de trabajar era muy buena".

Cambio de mentalidad

"Asimilamos súper rápido la idea futbolística de Pellegrini. Es un entrenador inteligente y supo sacarle provecho a la calidad de jugadores que había. Los mismos jugadores se empezaron a dar cuenta de que lo que Manuel les decía era en beneficio del equipo y fueron creyendo. Hasta que se salió campeón (en 1999)". 

"Hubo un cambio de mentalidad en los ecuatorianos. La mayoría era jugadores de raza negra, muy rápidos todos. Pero les faltaba en la parte táctica y técnica. Con Manuel eso mejoró mucho y se fueron adaptando. Fue por la manera de decir las cosas y de hacerse entender".

Los 'desordenados'

"Había varios en el plantel que eran medio desordenados, pero como teníamos muchos partidos a mitad de semana no había tiempo para desordenarse. Los que eran más desordenados no podían hacerlo mucho. Si lo hacían, se les notaba altiro".

"Entonces tuvieron que meterse al camino de los demás. No hubo problemas de indisciplina ni ningún inconveniente interno. Pellegrini rayó bien la cancha, mostró cuál era su estilo, todo programado, todo lo que teníamos que hacer. Así se convencieron".