TENIS

Novak Djokovic enseña el muro donde se inició como jugador

El serbio, número 1 del mundo, mostró en su página de Facebook el lugar donde dio sus primeros raquetazos antes de convertirse en uno de los mejores tenistas de la historia.

0

Novak Djokovic aprovechó su estancia en Serbia antes de afrontar los últimos torneos del calendario 2016 de la ATP para mostrar a sus seguidores en su página de Facebook la cancha donde se inició como jugador.

"Este es mi muro de tenis favorito" dijo Djokovic. Situado en la montaña Kopaonik, el muro aparece con señales de estar abandonado y con algunos restos de disparos de la Guerra de los Balcanes. Junto con su mujer Jelena, su hermano Djordje y varios amigos, el número 1 del mundo mostró los recovecos del lugar donde empezó a forjar su carrera. "Había pensado visitar el club de tenis donde mis dos hermanos y mi familia estuvieron mucho tiempo practicando en estas canchas. La última vez que estuve aquí fue en 1998", y mostró la superficie de tierra que rodeaba al muro.

El muro resistió, pero otras instalaciones sí se vieron afectadas por los bombardeos del conflicto, tal y como mostró Djokovic en su video, enseñando algunas ruinas. "Aquí era donde comíamos y bebíamos en familia en medio de un entorno natural increíble. Este muro sobrevivió a las bombas y a numerosos ataques. Los hoyos que ven en el muro son consecuencia de los bombardeos. Es bonito ver que el muro sigue en pie, aquí fue donde di mis primeros raquetazos en el tenis".

Djokovic también enseñó las ruinas de una casa de madera destrozada y un árbol derruido dentro del recinto y presumió de las instalaciones pese a su estado actual. "Nuestros padres estuvieron en este club de tenis durante varios años, posiblemente el club de tenis más bonito del mundo, o si no, dentro del top-3, en una increíble ubicación. Mi hermano Djordje jugó conmigo en estas canchas", en las que algunas se podría ver hierba salvaje y ramas de árboles caídas.

Para concluir, Djorde, Jelena y el propio Djokovic se grabaron dando unos raquetazos en la pared para recordar aquellos momentos de su infancia, además de dejar un consejo para los seguidores al tenis. "El mejor compañero que puedes tener para entrenar es un muro. Créanme, nunca lo olviden".