Chile 2- Perú 1

Las conclusiones futbolísticas que dejó el triunfo de la Roja

Pese a la angustia del resultado, la Selección volvió a tener una buena presentación y, para bien o mal, su desempeño arrojó interesantes elementos tácticos.

Le costó, pero al final Chile terminó imponiéndose por 2-1 ante Perú y sigue cerca del grupo de selecciones que disputarán la clasificación al Mundial de Rusia. La Roja recuperó la compostura, que había extraviado en Ecuador, y la victoria en el Estadio Nacional arrojó varios aspectos futbolísticos que reviste importancia consignar, sean o no favorables.

1. Sánchez, puntero izquierdo funcional

Contra los peruanos se vio a Alexis Sánchez respetando casi a cabalidad su ubicación como puntero izquierdo en el ataque de la Selección. Fueron escasos los momentos del partido en que se situó en la posición de "10", como había ocurrido antes, y por lo tanto fijo en su sector resultó incisivo, complicando siempre al lateral Aldo Corzo. Además, evidenció gran sintonía creativa con Jean Beausejour: se movía tranversalmente y el zurdo pasaba por afuera; se abría y el hombre de la U picaba en profundidad para recibir su asistencia. Recordó lo que hacía en el Arsenal en esa ubicación.

2. Vidal suelto, Aránguiz y Díaz contenidos 

Arturo Vidal fue la figura de la cancha. El volante del Bayern Munich anotó dos goles y estuvo cerca de convertir otro. Más que en la generación de juego o en la labor de contención, su aporte fue trascendente en el plano ofensivo. Siempre se desdobló en ataque, realizando rupturas por la zona fuerte de la jugada o en el sector ciego de las misma. Vidal fue una especie de cuarto delantero, llegando agresivamente desde atrás. Para ello, Charles Aránguiz, el otro mediocampista interior, y Marcelo Díaz, el "6", conservaron sus posiciones y así le otorgaron equilibrio defensivo a la Roja.

3. Vargas, más de "8" que de "7"

Para posibilitar el ingreso de Nicolás Castillo como centrodelantero, Juan Antonio Pizzi ubicó a Eduardo Vargas como puntero derecho. 'Edu' realizó un buen partido, aunque muy pocas veces actuó pegado a la línea de banda, en la función clásica del "7". Siempre estuvo en un posición interna, en diagonal respecto de Castillo y por delante de Aránguiz y Díaz. Así liberó la zona para las pasadas permanentes de Mauricio Isla, con quien interactuó siempre, asistiéndolo con harta intención ofensiva. De este modo nació el primer gol de Vidal: cual "8", Vragas habilitó al lateral para que enviara el centro al área.

4. Castillo sí puede ser el "9"

Pizzi se la jugó con el ariete de la UC como centroatacante. La apuesta fue arriesgada y dio frutos. Castillo estuvo activo en el eje ofensivo, con diagonales y movimientos transversales cortos para ganarles la espalda o el perfil a los zagueros centrales. Así cabeceó un centro en el segundo palo, que el arquero Pedro Gallese tapó en gran forma. Era gol. El cruzado juega bien de espaldas al arco, aguanta la marca y protege el balón en buena forma, lo que permite la aproximación de los volantes para dar continuidad a la construcción. Con más rodaje en las Eliminatorias, es una opción bastante válida como "9" de la Roja.

5. Roco en crecimiento

Está claro: para Pizzi, Enzo Roco es el tercer zaguero central de la Roja, tras Gary Medel y Gonzalo Jara. Por ahora, no hay espacio a otra opción, pues la titularidad del hombre del Cruz Azul así lo estableció. El empoderamiento en el puesto del ex cruzado ha sido lento y contra Perú logró avances. Tuvo enfrente a Paolo Guerrero y en varias disputas perdió, pero contó con la buena cobertura de Jara, aunque el eje de la defensa fue el punto bajo de la Roja. Roco posee los recursos para tomar el relevo en la zaga. Sin duda que el rodaje que adquirió en duelos disputados lo perfilará en mejor forma hacia adelante. Está en sus manos la consolidación.