REAL MADRID

Juveniles se transforman en el motor de Real Madrid de Zizou

Nacho, Carvajal, Lucas y Morata han contribuido con pases y goles. Casemiro, con su solidez y Casilla, con sus atajadas.

Los juveniles demostraron ante el Legia que vuelven a ser decisivos en el Real Madrid. En este arranque de temporada, Nacho, Carvajal, Lucas Vázquez y Morata han sido claves con sus goles y asistencias, Casemiro por su solidez y Casilla, por sus numerosas sus atajadas.

Ellos contribuyeron como nadie a que el equipo blanco levantara la Supercopa del Europa ante el Sevilla en agosto, con una remontada antológica (3-2) y a estas alturas ya han sumado en total con sus actuaciones cinco goles y ocho pases de gol que le han dado al Madrid seis puntos entre LaLiga y la Champions.

La actuación más destacada de los cadetes llegó en Noruega, ya que sus asistencias y goles valieron un título. Aquel día Lucas Vázquez asistió a Ramos cuando el partido ya terminaba para empatarlo y Carvajal, ya en la prórroga, marcó un golazo. En Trondheim Casilla y Casemiro también fueron titulares, por lo que fue una gran noche para presumir de la Fábrica.

En Liga, la primera vez que asomó el poderío fue en la jornada inicial. En Anoeta. Al minuto de juego, Carvajal puso un centro medido en la cabeza de Bale que valió el 0-1. Esa tarde el Madrid ganó a la Real 0-3. En la segunda jornada la importancia de la aparición de un juvenil fue aún mayor. La postrera victoria (2-1) ante el Celta se fraguó con un gol de Morata y, tras el empate, entre la internada de Lucas Vázquez por banda y el derechazo de Kroos cuando peor pintaban las cosas. En ese partido también apareció Mariano, otro delantero horneado en casa.

Hasta ese 27 de agosto, Lucas estaba siendo el juvenil más decisivo de los utilizados por Zidane, pero el que disfrutaba asiduamente de la titularidad (con Benzema renqueante) era Morata. El delantero no anotaba, aunque ya empezaba a confirmar su talento. Ante Osasuna (5-2) dio un pase de gol a Modric y después, en el debut de Champions, brilló con luz propia: rescató la victoria para el Madrid en el último minuto (94') con un cabezazo. Él acaparó todas las portadas mientras que Lucas seguía insistiendo y pidiendo foco. En el siguiente partido el extremo dio otro excelente pase a Benzema en Cornellà (0-2). Y más tarde revolucionó el partido, junto a James, en Dortmund. Sus actuaciones esta vez no dieron puntos, pero confirmaron que fue un acierto ficharlo la pasada campaña.

Y no sólo de los atacantes de la casa puede presumir el Madrid. Casilla rindió a un gran nivel hasta que sanó Keylor y Nacho, como siempre que se le reclama, volvió a dar la talla en su regreso al once. Fue en Las Palmas donde se sacó de la manga una jugada a lo Marcelo por la izquierda que desembocó en el gol de Asensio. Ese día el Madrid empató, así que Nacho no sólo ganó un punto de confianza sino que ayudó decisivamente a sumar un punto en la tabla.

Para rematar un inicio de temporada prometedor, Morata regaló un gol a Cristiano en Sevilla hace cuatro días y otro a Lucas ante el Legia y, además, marcó de nuevo en la Champions, su competición preferida, donde ya lleva 10 goles y siete asistencias. Ahora llega la Copa (ante la Cultural Leonesa), competición donde los menos habituales, normalmente la cantera, suelen tener más minutos, así que estos brillantes números sólo tienen pinta de crecer.