ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Ascenso MX

La historia de Sergio Vergara, el chileno que es figura en México

El volante de 22 años del Celaya es la revelación del torneo, pero su camino no ha sido nada fácil: sobrevivió a un terremoto y a un tsunami y nunca jugó en Primera en Chile.

Ciudad de MéxicoActualizado a

Para aquellos que siguen semana a semana el Ascenso mexicano, el nombre de Sergio Vergara ya se volvió conocido por sus grandes actuaciones y por ser uno de los referentes en el gran juego que muestra el Celaya, que los tiene como sublíderes.

Para otros, en cambio, es un desconocido. AS México conversó con el goleador de los 'Toros'; el chileno que sobrevivió a un terremoto y a un tsunami; nunca debutó en primera división de su país y tras llegar a México estuvo cerca de regresarse a Chile.

Los nueve goles que tiene Vergara lo hacen ser el máximo artillero del Celaya, pese a ser un volante por derecha, y es el tercero entre los goleadores del Ascenso. Pero para llegar a este semestre, que lo hacen ser el chileno más goleador fuera de su país, tuvo que pasarlo mal.

"El torneo pasado me costó mucho adaptarme al sistema de juego, al clima y al ritmo del Ascenso MX, pero poco a poco me he ido adaptando. Me quedaba a entrenar con el profesor después de los entrenamientos y ya me he adaptado al clima y al sistema de juego del entrenador. Mis compañeros, los dirigentes y todos me han tratado muy bien y eso ha influido en que ahora me esté yendo bien", reveló el nacido en Curanipe.

Y no oculta que su proyección internacional estuvo a punto de truncarse porque "Estuve con la intención de regresarme a Chile, pero los dirigentes que me dijeron que no me fuera porque ellos veían potencial en mi y el fútbol mexicano me iba a hacer muy bien cuando ya me adaptara. Creo que fue la mejor decisión que tomé porque mira el campeonato que se me está dando".

Uno de los que ayudó para que Vergara no desistiera de su carrera en México fue Richard Zambrano, un delantero histórico en el Club Celaya y con el que tuvo contacto el pasado 2 de junio, en el homenaje a Emilio Butragueño en la ciudad cajetera. "Me acerqué a Richard Zambrano, que fue un referente acá en el Celaya, y me dio muchos consejos. Me dijo que tenía quedarme, que tenía que romperla acá, que tenía que disfrutar esta linda institución con estos dirigentes nuevos. También me comentó que le habían dicho de mi y de las buenas condiciones que yo tenía, así que me pidió que me quedara y ascendiera con el Celaya y que si no se daba que mi rendimiento llevara a que un equipo de primera se fijara en mi", comentó el chileno formado en la Universidad de Chile, equipo en el que sólo disputó minutos en Copa Chile y nunca pudo debutar en la primera división.

Su meta en México es poder estar en la máxima categoría, pero sabe que el camino para llegar es bastante complicado y aunque sueña con ascender a los 'Toros' también espera que algún equipo se fije en él. "Es muy difícil ascender aquí en México a la primera división porque tienes que salir campeón un torneo y al otro campeonato esperar salir campeón de nuevo para ascender directo, pero eso casi nunca se da, entonces hay que jugar con el otro campeón para ver quien sube. Pero estamos convencidos de que este año podemos salir campeones porque tenemos jugadores de gran experiencia. Mi intención es subir con Celaya porque es el primer equipo al que salí en el extranjero y al que llegué a México, pero si no se da espero que alguien me vea en primera y que me siga yendo bien, como hasta ahora".

Aunque ha tenido un gran torneo de Apertura este 2016, nadie ha tocado la puerta del Celaya para preguntar por el habilidoso extremo chileno que tiene el club. "Hasta ahora nadie ha preguntado por mi, no me han dicho de rumores ni que algún equipo de primera me haya visto ni nada. Solamente yo sigo trabajando, porque las cosas llegan solitas, sobretodo por cómo lo estoy haciendo".

Sus sueños y su referente

Tras estar a punto de dejar su sueño internacional hace uno meses, Vergara ahora tiene claro que no regresaría a Chile y cómo quiere forjar su futuro fuera de su país. "Salir de Chile es muy difícil, sobretodo a la edad que salí yo (21 años), entonces no pienso en regresar. Me gustaría hacer mi carrera aquí en México y si se da ir a Europa, pero a Chile no regresaría hasta ya estar consolidado y pensando en el retiro. Ahí volvería al equipo que siempre me ha gustado y en el que debuté, la Universidad de Chile".

Y como a cualquier deportista, le gustaría representar a su país, pero sabe que por ahora ese sueño no está cercano, pese a eso trabaja al máximo en el Celaya para que Juan Antonio Pizzi -o su sucesor- se fijen en él como un recambio para La Roja y para ser una alternativa a su ídolo, Alexis Sánchez. "La ilusión de cualquier jugador es vestir la camiseta de su país y yo tengo la ilusión de poder llegar a La Roja, aunque sea a un partido amistoso. Estoy trabajando al cien para que las oportunidades puedan llegar y el entrenador de la selección me pueda hacer un llamado".

Él mismo se describe con un juego parecido al '7' del Arsenal y de la Selección Chileno y le declara su admiración desde pequeño. "Desde que Alexis Sánchez estaba en Cobreloa y pasó a Colo-Colo me gusta mucho su juego, yo juego de volante por la derecha o extremo derecho y me caracterizo mucho por encarar, ser atrevido y tener velocidad, entonces Alexis es un referente porque tiene esas características también y es todo un ejemplo para mi", revela. Aunque en México también tiene a su jugador favorito: "Me ha gustado mucho Javier Aquino de Tigres, juega por fuera, es rápido y también es encarador".

Su recuerdo más triste y su motivación

La motivación más grande que tuvo Sergio Vergara para ser futbolista ocurrió el 27 de febrero de 2010. La madrugada de aquel día, en Chile se vivió uno de los terremotos más grandes que se registre en el planeta y Curanipe, ciudad natal del goleador del Celaya, fue protagonista en la catástrofe al estar cerca del epicentro y ser una ciudad costera a la que también afectó el tsunami.

"Estaba con mi familia ese 27 de febrero a las 3.30 de la mañana y se sintió todo muy feo porque fue el terremoto y luego el tsunami y con mi familia tuvimos que arrancar al cerro. Es una experiencia que no se la deseo a nadie porque da mucho miedo. Después vimos todo el pueblo en el suelo, nuestra casa destrozada. Al ver a mis padres llorando, pensé en que tenía que sacar a mi familia adelante. Lo que me está pasando ahora me ha servido mucho para poder ayudar a mi familia allá. Ya los traje a México para que conocieran cómo vivo y en el ambiente en que me desenvuelvo, cómo me tratan los aficionados y la gente en el club y así estén tranquilos".

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?