NBA

Los 10 primeros candidatos para el MVP de la temporada

LeBron, Westbrook y Paul Son algunos de los grandes nombres que están brillando con luz propia en este arranque de temporada.

0

Apenas llevamos dos semanas de competición, pero los grandes han empezado muy fuerte la temporada. Siempre es difícil elaborar listas de este tipo. Jugadores que deberían estar como Kemba Walker (el líder de unos Hornets que han arrancado de gran manera en el Este: 5-1) o Blake Griffin (cuyos Clippers acaban de concretar el mejor inicio de la historia para la franquicia) se quedan fuera. Teniendo esto muy presente, aquí va nuestra quiniela con las 10 estrellas que pelearían por el MVP en este inicio de temporada.

LeBron James

Estadísticas: 22,8 puntos, 8,8 rebotes y 10,7 asistencias en 36,3 minutos

Pese a que promedia un escaso 25,9% de acierto en triples y no llega a un robo por partido, LeBron James ha arrancado la temporada como un tiro. Al margen de volcarse en los últimos días pidiendo el voto para Hillary Clinton, ‘King’ James está firmando los mejores datos de su carrera en rebotes y asistencias (más de 10 pases de media, alguno maravilloso). El verdadero generador de juego de unos Cavs que a día de hoy se mantienen como el único equipo invicto de la Liga: un 6-0 que significa el mejor arranque de curso de la historia de Cleveland. Rozando el triple-doble cada noche.

Russell Westbrook

Estadísticas: 30,4 puntos, 8,4 rebotes y 9,9 asistencias en 33,1 minutos

Tras el adiós de Kevin Durant, ha asumido en solitario el rol de líder de los Thunder. Una tarea que hasta la fecha ha desarrollado a la perfección. Quitando la derrota ante los Warriors de un KD con el que ni se saludó, ha contabilizado todos sus encuentros con victoria: 6-1 (OKC nunca había arrancado con semejante récord). En su segundo y tercer partido firmó dos triples-dobles (uno de ellos con más de 50 puntos anotados) que le han hecho codearse con mitos como Kareem Abdul-Jabbar, Magic, Bird, Jordan y LeBron. Explosivo, intenso y espectacular a partes iguales. Un prodigio de la naturaleza. Su único pero, las excesivas pérdidas: 5,3. Es segundo en la clasificación de impacto estimado de un jugador (PIE, por sus siglas en inglés) de la NBA.

James Harden

Estadísticas: 31,6 puntos, 7,1 rebotes y 12,7 asistencias en 37,2 minutos

Hay que ver los partidos de los nuevos Rockets de Mike D’Antoni (4-3 de balance) sólo por ver al ahora reconvertido a base James Harden. El líder en asistencias de la Liga es el tercer máximo anotador (con un 50% en tiros de campo). Un absoluto control del juego ofensivo que le está llevando a completar un inicio de temporada absolutamente monstruoso. Es el único en la historia en completar cuatro actuaciones de al menos 30 puntos y 15 asistencias en los siete primeros duelos de curso. Y el primero desde Jordan en la 1988-89 en enlazar cuatro seguidos con un 30+10. El estilo de D’Antoni, en el que prima el ataque sobre cualquier noción defensiva, le ha sentado de maravilla. Como Westbrook, el gran control que ejerce del balón le ha llevado a disparar sus pérdidas.

Chris Paul

Estadísticas: 19,3 puntos, 6 rebotes y 8,6 asistencias en 30,1 minutos

Bien podría aparecer su compañero Blake Griffin, pero con un ruido mediático bastante menor que muchos de sus compañeros en esta lista de elegidos, Chris Paul ha propulsado a los Clippers a un 6-1 que jamás habían visto a estas alturas de la película. El base defiende (nadie recupera más balones que él: 3,3) como nunca, anota como siempre (tirando con los mejores porcentajes de tres puntos de su carrera: 42,4%), ayuda en el rebote y asiste con una eficacia que le permite repartir 4,6 asistencias por pérdida (promedia menos de dos por noche por vez primera en su carrera). Una eficiencia que le sitúa en primera posición del impacto estimado de la NBA y en tercera del PER de la ESPN.

Damian Lillard

Estadísticas: 32 puntos, 5,7 rebotes y 4,9 asistencias en 36,3 minutos

Antes del inicio avisaba que este año quería el MVP. Y de momento, su rendimiento sobre el parqué es acorde respecto a sus expectativas. Los Blazers se mantienen en zona de Playoffs y con récord positivo (4-3) gracias, en buena medida al segundo máximo anotador de lo que llevamos de curso. Promedia 7 puntos más que en la campaña anterior con unos porcentajes francamente buenos: 50,4% en tiros de campo, 40& en triples y 89,9% en tiros libres (todos ellos career highs). Si a este cóctel, le añadimos el placer que proporciona verle jugar, apaga y vámonos.

Anthony Davis

Estadísticas: 30,4 puntos, 11,9 rebotes y 2 asistencias en 37,6 minutos

Una pena que su equipo no le acompañe y sea uno de los dos únicos equipos (junto a los Sixers) que aún no se han estrenado. Pero analizando el rendimiento individual, el año que está haciendo ‘La Ceja’ es digno de admiración. En el top-5 de anotación, top-10 reboteador y líder en tapones por encuentro (2,9). ¡Ah! Y firmó los mejores números en 50 años en los dos primeros compromisos del curso.

DeMar DeRozan

Estadísticas: 33,7 puntos, 4,8 rebotes y 2,7 asistencias en 37,2 minutos

Lo de DeRozan tiene mérito. Mucho mérito. Nadie anota más que él, pese a que sólo ha anotado dos triples en sus seis primero partidos (4-2 para los Raptors). Así que le toca tirar mucho (casi 25 tiros por partido) y hacerlo con un notable 52,4% que supone el mejor acierto en el top-5 de anotadores. Un gran inicio que se traduce en cinco partidos de al menos 30 tantos para abrir boca. Lo nunca visto en los últimos 30 años. ¿Adivinan quien lo hizo antes? Exacto. Michael Jordan logró 6 en la 86-87.

Kawhi Leonard

Estadísticas: 26,4 puntos, 5,4 rebotes y 3,4 asistencias en 31,4 minutos

Tras el fulgurante 4-0 de salida, los Spurs han perdido dos de sus tres último partidos. Lo que ha apagado un poco el foco en torno a Kawhi Leonard. Grave error. El alero está completando, de largo, su mejor años en anotación, asistencias y robos. A lo que hay que añadirle un trato exquisito del balón (pierde 6,6 por cada 100 posesiones). A esto hay que añadir la obviedad de que es uno de los mejores defensores de la Liga y le encontramos como líder en PER (otra estadística que trata de calcular la eficiencia de un jugador sobre el parqué) de toda la NBA.

Kevin Durant

Estadísticas: 28,9 puntos, 7,3 rebotes y 3,6 asistencias en 35,4 minutos

Tras su decisión de firmar por los Warriors, todas las miradas están puestas en él. Y pese a que Golden State, salvo algún ratito, se le ha visto aún engrasando la maquinaria (costaba imaginarles perdiendo dos partidos en las dos primeras semanas), Durant no ha defraudado. Es el sexto mejor anotador de la Liga con un 57,6% en tiros de campo. O lo que es lo mismo, entre los 50 máximos artilleros, nadie supera su acierto. Además de resultar de enorme importancia su contribución en el rebote (uno de los problemas de su equipo en este arranque), también luce en defensa con sus mejores cifras en tapones y robos por partido de su carrera. Ocupa la cuarta posición en el PER, y ha extendido a 71 su racha de partidos de Regular Season de al menos 20 puntos. Tiene ya a tiro de piedra los 72 de Jordan. Todo esto, con su mejor dato de siempre en pérdidas: 2,3.

Stephen Curry

Estadísticas: 26,4 puntos, 3,3 rebotes y 5,9 asistencias en 32,7 minutos

Partiendo de la base que repetir lo del año pasado era prácticamente imposible (más todavía teniendo que compartir protagonismo ofensivo con Durant), Curry está completando una muy digna temporada. Pese a quedarse ante los Lakers sin anotar un solo triple (0/10) y dejar en 157 partidos la mejor racha histórica con al menos uno por encuentro, el doble MVP ha dejado momentos de absoluta y magnética inspiración. Nos referimos al tercer cuarto en Portland y, sobre todo, a la exhibición de esta última madrugada ante los Pelicans. Un 13/17 desde más allá del arco que le ha abierto, una vez más, las puertas del Olimpo NBA.