CLIPPERS 102-PACERS 111

Los Pacers remontan ante los Clippers en Los Ángeles

Duro revés en casa de los Clippers antes de recibir a los Warriors. Partido loco: los Pacers remontaron y casi se dejan remontar al final.

Después de un inicio de temporada modélico, los Clippers se han metido en una dinámica francamente confusa que les hace parecerse bastante a lo que al fin y al cabo son pero quieren dejar de ser: los Clippers… en el sentido más cargado de significado posible. En un (otro) intento por reescribir su historia absolutamente decisivo (la continuidad de Chris Paul, Blake Griffin y hasta JJ Redick depende de ello), los angelinos arrancaron curso en un nivel exultante: 10-1, 14-2… pero entonces perdieron tres partidos seguidos de forma grosera (91-70 en Indiana, derrota en Brooklyn…). Pero entonces ganaron otros dos, incluyendo una actuación fabulosa en casa del campeón (94-113 en Cleveland). Pero entoncesvolvieron a casa tras seis partidos de gira (3-3) y perdieron con los Pacers (102-111), que solo habían ganado un partido a domicilio. Ya se sabe: el que los entienda, que los compre

Una vez más, y como suele hacer en las derrotas de su equipo, Doc Rivers apeló a la falta de energía, que trató de paliar con combinaciones en pista que no siempre resultaron. El partido fue en realidad extrañísimo: 23-8 muy rápido con los Pacers, fallando casi todo lo que tiraban pero 54-67 (parcial de 31-59 en unos 21 minutos de juego real) mediado el tercer cuarto y 71-91 a diez minutos del final. ¿Hecho? No: el último meneo se quedó corto: los Clippers llegaron hasta el 100-104 en 2+1 de DeAndre Jordan que falló el tiro libre adicional. Quedaban 85 segundos y una posesión después el marcador era 100-107 tras triple de Paul George. Ese sí, decisivo.

George, en realidad, volvía tras los problemas de tobillo que le han dejado fuera en seis de los siete últimos partidos. Empezó horrible pero se sacudió el óxido según pasaron los minutos y acabó canalizando todo el juego de ataque de su equipo: 16 puntos, 7 rebotes, 5, asistencias, 3 robos… Todo el quinteto anotó en dobles cifras (17+7 de Thaddeus Young) y entre Stuckey y CJ Miles aportaron 28 puntos desde el banquillo, muy importantes en el regreso de su equipo al partido (o la llegada, más bien) durante el segundo cuarto. Los Pacers empiezan a ser otro equipo difícil de monitorizar, pero su 10-10 parece bastante acertado: 50%, por ahora ni mucho frío ni mucho calor. Y, eso sí, 2-0 en su serie de la temporada ante los Clippers.

Jugaban, en realidad, los dos próximos rivales de los Warriors. Los Pacers visitan al subcampeón esta noche, los Clippers lo reciben el miércoles en uno de los grandes partidos de la Regular Season: primer duelo entre el rey del Oeste y el que debería ser gran aspirante a derrocarlo. Una ocasión de oro además para que los angelinos se sacudan esa tonelada de fantasmas y complejos que les invaden en cuanto tienen enfrente a los de Oakland. Como aperitivo no dejaron precisamente una buena imagen ante los Pacers, en un partido que en realidad tuvieron muy cerca y muy lejos pero al que nunca sometieron a control alguno: Redick anotó sus cinco triples (5/11, 15 puntos) en el primer tiempo y Blake Griffin fue el mejor (24+16 rebotes+5 asistencias) con Chris Paul en 18 puntos, 11 asistencias y, raro en él, 5 pérdidas. En 16-6, los Clippers parecen más lo de siempre que hace un par de semanas aunque, claro, la nota parcial variará mucho en función del examen del miércoles…