• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Deportes Temuco

79' Luis Casanova

83' Sale Lucas Campana entra Francisco Piña

87' Cris Martínez

U. Católica

2' Noir

57' Sale Noir entra Fernando Cordero

62' Castillo

69' Kalinski

88' Castillo

90' Sale Buonanotte entra Jaime Carreño

U. CATÓLICA BICAMPEÓN

De la mano de Castillo, Universidad Católica tocó el cielo

Dos anotaciones del goleador Nicolás Castillo le dieron el triunfo a los cruzados en Temuco por 2-0. Católica aseguró la duodécima corona de su historia, y por primera vez gritó bicampeón.

U. Chile-Temuco en vivo

Ni el invicto de 12 años ante Temuco y ni la ventaja de tres puntos sobre Iquique eran paliativo para las ansias de los hinchas de Universidad Católica. La mesa estaba servida para el título, pero había nerviosismo en el Germán Becker. Quizás porque la última vez que pudieron ser bicampeones ocurrió la infausta final del cotillón.

Todo eso pasó al olvido gracias a la victoria por 2-0 en la Araucanía, que les dio la duodécima corona, el ansiado bicampeonato y que se convirtió en la coronación de un equipo con ribetes épicos, que dio vuelta partidos perdidos, como ante Unión Española y ante Colo Colo, y que agregó una buena cuota de mística a su proceder, esa que antes le reclamaban sus seguidores.

El equipo de Mario Salas pasará a la historia por ser el primero de la UC en ganar dos títulos seguidos. Y también por dar un salto de calidad y coraje significativo.

El histórico partido de la Frontera comenzó un minuto después que el de Audax Italiano con Deportes Iquique en La Florida. Partió en el preciso momento que Marcos Riquelme abría la cuenta para los itálicos. Los hinchas cruzados no lo advirtieron ni lo festejaron, como tampoco evidenciaron reacción alguna cuando los Dragones igualaron gracias al carambolesco autogol de Juan Cornejo. El foco estaba en el Germán Becker.

Los primeros minutos fueron como un round de estudio. La tranquilidad solo se alteró a los ocho minutos con el reclamo de Bounanotte por una mano inexistente de la barrera temuquense tras un tiro libre. El Enano hizo que miles de cruzados se levantaran de sus asientos a los 26', pero su tiro a quemarropa fue repelido por el arquero Luis Marín. Dos minutos después lo tuvo Enzo Kalinski con un tiro al arco que parecía centro y que no alcanzó a conectar Nicolás Castillo. Un rato después, José Pedro Fuenzalida desvió tras desborde de César Fuentes. Fueron tres ocasiones claras de la UC en el primer tiempo.

Deportes Temuco, en tanto, sólo pudo inquietar con un remate desde lejos de José Huentelaf, que no alcanzó a sorprender a Cristopher Toselli, y un casi autogol de Germán Lanaro.

En el reinicio, Roberto Noir pudo abrir la cuenta tras un regalo de Aros, quien quería dársela a su portero, pero el zurdo elevó su remate.

El estallido se produjo a los 62 minutos. Alfonso Parot, uno de los pilares de la campaña, lanzó un centro potente y calculado. Nicolás Castillo quedó suspendido en el aire y cambió de palo la pelota con un cabezazo bombeado que dejó sin opción a Marín. Un golazo que bien vale un título.

Desde ese momento comenzó el festejo de los cruzados. Si bien Temuco siguió luchando, parecía estar escrito que la UC proclamaría su gloriosa jornada con un triunfo. No tan lucido como otros de este torneo, pero triunfo al fin. El gol de Iquique en La Florida, a 10 minutos del final, pasó a ser una anécdota. El penal de Castillo, fuerte y bajo, reconfirmó que era un día de gloria.

La fiesta estaba armada hace rato en Temuco. Los de la franja no se aburrirán por un largo rato de gritar que son bicampeones.