KINGS 100 - KNICKS 103

Los Knicks salvan el pellejo en Sacramento; Melo, 33 puntos

Un partido malo de los que hay que ganar si quieres entrar en puestos de playoffs. Derrick Rose se perdió su segundo partido.

0

Fue uno de esos partidos feos de temporada regular llenos de emoción. En Sacramento y sin Derrick Rose por segundo encuentro consecutivo (Jennings, titulare y minutos para Vujacic de 'uno'...), los New York Knicks buscaban dejar atrás la paliza de los Cavaliers con un nuevo triunfo fuera de casa que les mantuviera en la línea correcta. Y lo consiguieron, pero no sin sangre, sudor, lágrimas y algún que otro amago de ataque al corazón. 

El partido, que estuvo siempre igualado (máximas ventajas de nueve y siete puntos para locales y visitantes respectivamente), se decidió en unos últimos minutos de infarto en los que el acierto brilló por su ausencia. Los Knicks fallaron tres triples seguidos para dar todas las opciones posibles a unos Kings que se negaban a aprovecharlas. Darren Collison rodaba por los suelos, Cousins falló una bandeja que hubiera puesto a los suyos por delante y Rudy Gay un triple que hubiera empatado el partido. Al final, Carmelo Anthony, que fue el mejor del partido (33 puntos, 20 en la primera parte, 15 en el primer cuarto, siete rebotes y cuatro asistencias), no quiso ser menos y falló dos tiros libres que le dieron una opción de hail-mary a los locales para forzar la prórroga que Cousins (28+12) estuvo muy cerca de materializar. Habría sido la canasta de la noche.

Fueron clave los rebotes: +15 Knicks.

Porzingis, fallón de nuevo en el tiro exterior (6/19, 1/5 en triples), acabó con 17 puntos y 10 rebotes en la décima victoria de los de Nueva York en los últimos 14 partidos. El de ayer fue el primero de cinco partidos consecutivos fuera de casa para los de Hornacek, que visitarán el Staples el domingo para enfrentarse a los Lakers.