GRIZZLIES 73-JAZZ 82

Un Gobert gigante lidera a Utah Jazz ante los Grizzlies

El francés se impone a Marc Gasol y los Jazz siguen en ascenso, ya con la cuarta plaza del Oeste a tiro. Los Grizzlies, sin puntería.

0

Memphis Grizzlies tiene el mejor rating defensivo de la NBA (99,3). Utah Jazz, el segundo (100,8). A la inversa, los Jazz son el equipo que menos puntos encaja (94,6) y lo Grizzlies, el segundo (96,7). Así que el partido en Tennessee fue exactamente lo que se podía esperar: un asunto ultra físico, una pelea callejera resuelta en términos de pura resistencia y con muy pocos puntos: 35-34 al descanso, 73-82 al final, la segunda anotación conjunta más baja de la temporada tras un 64-80 también con los Grizzlies por allí (en Dallas). El duelo, irrespirable al estilo playoffs, llegó en 66-66 a los últimos cuatro minutos. Entonces lo Jazz metieron los triples que no habían metido en toda la noche: Boris Diaw, Shelvin Mack y dos de Gordon Hayward. Cuatro (los mismos que hasta entonces: 8/27 total) y victoria al zurrón. Cuatro seguidas, siete de ocho… y ya 18-10, a dos partidos de los Clippers (20-8), cuartos del Oeste. Un lugar al que, con toda la plantilla sana, los Jazz pueden aspirar. Sin ninguna.

Los Grizzlies, por su parte, han perdido dos partidos seguidos (18-11 ahora) y tres de los últimos cuatro a pesar del regreso de Mike Conley. Esta vez perdieron como han ganado muchas otras: de forma extraña y porque su rival fue mejor cuando solo se podía sobrevivir. Utah tiró solo 66 tiros por los 93 de Memphis, perdió 15 balones por los 8 de su rival y fue barrido en el rebote de ataque (5-19) por un enemigo que, eso sí, no pudo capitalizar todo ese buen trabajo: 30% en tiros, solo 28 canastas, 2/23 en triples. Gordon Hayward terminó con 22 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias pero nada explica el triunfo de los Jazz como la autoridad con la que Rudy Gobert (esta vez, al contrario que en su último duelo) contuvo a Marc Gasol:

Gobert: 21 puntos (9/9 en tiros), 12 rebotes, 3 tapones

Marc: 8 puntos (4/22 en tiros), 7 rebotes, 4 asistencias

El pívot francés se aplicó donde quería su técnico, un Quin Snyder que había marcado la hoja de ruta al señalar a Marc como el mejor jugador de las últimas semanas de competición. Su extraordinaria capacidad física permitió a Gobert (que además está jugando mejor que nunca en ataque) no solo ocuparse del español sino influir en todo lo que sucedió a su alrededor: sus tres tapones parecen pocos ante la sensación de autoridad intimidatoria que transmitió. Mike Conley se quedó en un 3/16 en tiros (14 puntos) y Zach Randolph en un 5/13 (12). Así que el big three -Gasol, Conley y Z-Bo- firmó un terrible 12/51. Así es imposible que ganen los Grizzlies, que sin embargo llegaron vivos (como casi siempre) al tramo final del partido. Les toca seguir peleando noche a noche para estar en playoffs, un lugar donde seguro, y si no sucede nada extraña, volverán a estar estos ultra rocosos Jazz después de una ausencia de cuatro temporadas.