SPURS 119 - SUNS 98

Ginóbili rescata a los Spurs; nuevo doble-doble de Gasol

A sus 39 años, el argentino anotó 12 puntos tras el descanso. "Espero que mañana pueda andar", bromeó Aldridge, el mejor de San Antonio (27 puntos y 6 rebotes)

A los Suns no se les da bien San Antonio (119-98): eso es una realidad. La última vez que ganaron en el AT&T Center fue en febrero de 2013 y esta vez, aunque los Spurs no contaban con Kawhi Leonard, también cayeron. Y eso que Denver gozó de un colchoncito de diez puntos... El alero fue baja por un virus estomacal y Phoenix se presenta en el cierre del año (juegan esta madrugada ante los Raptors) con un pobre balance: 1-5.

Nuevo doble-doble para Pau Gasol este curso (16 puntos y 10 rebotes), aunque los titulares recaen sobre LaMarcus Aldridge (27 y 8) y Manu Ginóbili. "Nuestra experiencia fue decisiva al final", dijo Gregg Popovich. "Ellos hicieron un buen trabajo negando las líneas de pase y realmente pudieron ganar", añadió el técnico.

Con diez abajo en el marcardor, San Antonio castigó a Phoenix con un parcial final de 30-16. Los Suns mostraron dos caras: la de la primera parte, tocados por una varita mágica en ataque (64 puntos al descanso) y la segunda, negados (34). Eso y las pérdidas (7 en el último cuarto), castigaron a un equipo que tuvo en TJ Warren a su mejor hombre (23 tantos y 6 rebotes).

Popovich habla de la veteranía de su equipo y quién mejor para templar los nervios que Manu Ginóbili. A sus 39 años, el argentino, que dijo adiós a su compatriota Laprovittola —el ex del Estudiantes abandona el equipo—, se marchó al descanso con un rosco en su casillero, pero anotó 12 puntos en lo que restaba. ¡Y puso tres tapones! "A veces las cosas no salen bien, pero trato de darlo todo en la cancha. En el descanso estábamos algo frustrados por cómo estábamos jugando. Mejoramos después", dijo Ginóbili. "Espero que pueda andar mañana", bromeaba su compañero Aldridge.

Sin Leonard en el campo, los Spurs bajaron un poco prestaciones atrás. Aldridge y Gasol campaban a sus anchas en la primera mitad (29 puntos entre ambos), pero los Suns hacían también mucho daño en la pintura (34 de los 64 tantos). San Antonio tuvo problemas para frenar a unos Suns alegres, que promedian 107,3 puntos esta temporada, pero allí estaba Aldridge para sumar la quinta victoria seguida de la franquicia texana en casa. "No me sorpernde. LaMarcus es un all star de la NBA. Fue mi compañero n Portland y para mí es el mejor ala-pívot". Palabra de Watson.