PACERS 111 - BULLS 101

Paul George (32) se venga de los Bulls de un negado Mirotic

El ex del Madrid fue el verdugo de Indiana hace unos días con un triple, pero en la revancha no tuvo el día. Acabó con 8 puntos y pésimo 2/11 en tiros de tres.

NBA

Los Pacers y los Bulls volvían a cruzarse sólo unos días después de que los Bulls ganaran en Chicago con un gran Mirotic (90-85). Ese fue el principio del resurgir de los de Hoiberg (después también ganaron a los Nets) y la muestra de que en Indiana no marchaban bien las cosas (llegaban a este partido tras encadenar cuatro derrotas). Los Pacers comenzaron endosándole a los Bulls un parcial de 7-0 y la diferencia llegó hasta los 14 puntos en aquel primer cuarto (22-8). Las alarmas se encendían: los Bulls volvían a las andadas, un equipo perdido, sin alma... Y eso que Wade, que no acabó ante los Nets por unas migrañas que le privaron de parte de la visión, había sido titular. Pero Indiana tampoco está para echar cohetes. Los Pacers encajaron un parcial al final del primer cuarto de 10-0 y sólo un lanzamiento sobre la bocina de Seraphin les permitió marcharse con un pequeño colchón de seis puntos (22-28).

Otro arreón en el segundo cuarto, le dio a Indiana una buena ventaja al descanso (62-50), pero los Bulls resistieron en el tercero y llegaron vivos al último cuarto. Aunque Mirotic... El español fue decisivo frente a los Pacers hace unos días con 20 puntos y un canastón a falta de 21 segundos, pero en la noche del viernes los tiros no entraban: 2 puntos hasta el tercer cuarto y 1/9 en tiros de campo con un sonrojante 0/6 en triples. No era el día. ¿O sí? En el último enchufó dos y aportó su granito de arena a una remontada que certificó Carter-Williams (95-95) cuando faltaban seis minutos. Los Bulls ataron en corto a los Pacers hasta que Thaddeus Young, con 4 puntos consecutivos (un triple y un tiro libre) puso el +6 a favor de los Pacers (105-99, a 1:52). No hubo mucha más historia. Paul George, el mejor de Indiana con 32 puntos, anotó cuatro tantos consecutivos que levantaban un muro insalvable para los Bulls (111-101). Mirotic, con confianza en ese cuarto, se jugaba otro triple para soñar con el milagro, pero no había manera (2/11, 6/23 para todos los Bulls). Los Pacers se vengaron de la derrota en Chicago (111-101) y cierran el año con una sonrisa.