La sorpresiva apuesta de Salas por un nuevo sistema de juego

Universidad Católica

La sorpresiva apuesta de Salas por un nuevo sistema de juego

Había probado el 1-3-4-1-2 en la pretemporada y, en el segundo tiempo ante Everton, lo puso en práctica. "Fuimos un equipo que tiene variantes", aseguró.

Universidad Católica no jugó un buen partido en el Estadio Sausalito y terminó cayendo por 2-1 frente a Everton. El encuentro en Viña del Mar tuvo como novedad en los cruzados la puesta en práctica del sistema de juego 1-3-4-1-2, fórmula que el equipo estudiantil ya había ensayado en los amistosos de la pretemporada.

Con el marcador 2-0 en contra, durante el entretiempo el DT Mario Salas dispuso las sustituciones de Carlos Espinosa por Enzo Kalinski y Roberto Gutiérrez por Fernando Cordero. Sin embargo, las modificaciones no fueron únicamente de jugadores.

En el complemento, la UC situó a Kuscevic, Maripán y Parot como zagueros. Por delante de ellos, se ubicaron Magnasco, Espinosa, Fuentes y Noir. Buonanotte mantuvo su rol de volante ofensivo, mientras que la gran novedad la constituyó el doble '9' compuesto por Santiago Silva y Gutiérrez.

La propuesta es toda una novedad en Salas. Desde sus inicios en Barnechea, pasando luego por la Roja Sub 20 y Huachipato, el técnico se había mantenido fiel al sistema 1-4-2-3-1.

La tónica solo la había roto muy parcialmente en los torneos anteriores en la UC. En planes de contingencia puntuales recurrió a la figura del doble '9', quedando en la mitad de la cancha solo con dos volantes. Estos contaron con el apoyo defensivo de los punteros, gracias a la ampliación de sus retrocesos, para configurar así un 1-4-4-2 en la protección de la portería. 

Sin embargo, no existen recuerdos de un equipo de Salas defendiendo solo con tres hombres en el fondo y prescindiendo de las duplas (lateral-puntero) en los costados de la cancha. Que hubo un cambio relevante se notó en Viña del Mar.

La UC fue más directa, empleando con mayor facilidad el pelotazo frontal para nutrir de juego a la dupla Silva-Gutiérrez. Tal fórmula marginó un tanto de las acciones a Buonanotte, aunque su papel tendió a concentrarse en la captura de los segundos balones en tres cuartos de cancha y, desde ahí, iniciar la elaboración. Por pasajes del partido, de la concepción de juego ofensiva predominante Ataque construido se mutó hacia el Ataque directo.

"Fuimos distintos, Roberto (Gutiérrez) entró bien, nos dio profundidad. Tratamos de dar vuelta el partido, fuimos con empuje, ganas, cambiamos nuestra actitud. Se muestra un equipo que no quiere perder y que tiene variantes, aunque no todas se vieron. Mostramos un equipo que con dignidad y orgullo va hacia adelante", manifestó Salas, tras la derrota en Sausalito.

0 Comentarios

Normas Mostrar