Olivares se ilusiona con la Roja: "Reúno condiciones para estar"

Entrevista

Olivares se ilusiona con la Roja: "Reúno condiciones para estar"

El arquero chileno, de notable presente en Bolivia, conversó con AS Chile y no ocultó su deseo de volver a vestir la camiseta de Chile.

Raúl Olivares atraviesa por uno de sus mejores momentos como futbolista profesional. Con 28 años, el arquero formado en Colo Colo destaca como referente en el Jorge Wilstermann boliviano; es capitán y juega la Libertadores. Pudo partir a la Primera División de Colombia, pero optó por seguir en Cochabamba, por la vitrina que significa jugar en la Copa.

"He tenido una carrera bastante buena en Bolivia, muy positiva. En Chile también, pero allá era mucho más joven. No tenía tanta experiencia y por ende no tenía tanta continuidad en los equipos, eso me jugó en contra. Ahora es diferente, llevo jugando aquí tres años como titular y me siento muy cómodo", explica Olivares, en diálogo con AS Chile.

Wilstermann viene de golear a Peñarol (6-2) y hacerle un gran partido, pese a caer (1-0), a Palmeiras en Brasil, ¿Cómo tomas la experiencia de jugar Copa Libertadores?

- Contra Peñarol nos sacamos un peso gigante que teníamos encima, por todo lo que significaba la presión de no andar bien en el plano local. Era el primer partido, necesitábamos demostrar que realmente podíamos. No había mucha expectativas, pero demostramos lo nuestro en cancha. Con Palmeiras también lo hicimos; somos un equipo fuerte, duro, no somos un equipo fácil. Desde ahora los otros equipos nos van a mirar distinto, nos ganamos un respeto y eso es muy bueno.

¿Y cómo tomas la responsabilidad de ser capitán en el Jorge Wilstermann?

- Hay que saber llevarlo, con mucha seriedad, mucha responsabilidad y tranquilidad también. El hecho de ser capitán no te hace más que tus compañeros. Al contrario, somos todos capitanes dentro de la cancha, todos ordenamos, gritamos y nos puteamos. Aquí todos somos líderes.

¿Te gustaría tener opciones en una liga más competitiva? 

- Claro, claro. Tuve posibilidad de irme a Colombia. Me llamaron de allá el semestre anterior, hablé con el entrenador, estaba todo listo. Era una bonita oportunidad, incluso lo hablé con mi familia. Pero el equipo que me ofrecía era un club que había ascendido hace poco, y nosotros acá en Wilstermann teníamos Copa Libertadores y jugábamos Copa Sudamericana. Fue difícil decisión, pero considero que no me he equivocado.

¿Miras la Copa Libertadores como una buena vitrina internacional?

- La Copa Libertadores es mucha vitrina, por eso también me quedé; quiero hacerlo lo mejor posible. Y espero que a final de semestre, que termino contrato acá, pueda salir algo mejor. Uno siempre tiene que aspirar a más.

¿Qué te pareció la eliminación de Unión Española (tu ex equipo) ante The Strongest? 

- Tengo compañeros en Unión Española, Carlos Salom es muy amigo mío, le comenté que tuviera cuidado porque The Strongest es muy fuerte. Ellos siempre sacan diferencias, sobre todo por la altura y por lo rápido que juegan; tienen futbolistas muy desiquilibrantes y que saben a lo que juegan. Es importante formar una base y mantenerla, eso es lo que falta en los clubes chilenos. Salom me decía que iban muy preparados para allá. Pero bueno, el fútbol es así y les tocó perder de esa manera.

¿Te ilusiona la opción de ser llamado a la Roja?

- A veces hablar de la selección es como... la gente piensa que uno se está ofreciendo. Obviamente que depende mucho del nivel, del momento. Y yo considero que estoy en un buen momento. Estoy demostrando y eso es lo que los técnicos quieren ver, que el jugador está concentrado, haciendo las cosas bien y está dando qué hablar en el sentido positivo del fútbol. Considero que reúno las condiciones.

¿Te sientes capacitado para ser convocado?

Depende del técnico, lo que piensa él, sus gustos. Obviamente si me preguntan '¿Te gustaría ser parte de la selección?', ya lo fuí y en este momento me encantaría. Conozco a la mayoría de los compañeros que están ahí, he tenido la dicha de estar antes y en las selecciones menores. Me gustaría, yo ya me siento distinto, me siento diferente, me siento con más experiencia, veo las cosas distintas, no las veo igual que antes... Todo eso me gustaría ponerlo en el fuego, como se dice, y qué mejor que en la Roja. Sería bonito volver a repetirlo.

¿Cómo se mira a la selección chilena en el exterior?

- A Chile se le respeta mucho. El hecho de tener jugadores como Alexis Sánchez, Arturo Vidal o Claudio Bravo; para qué hablar de Gary Medel, son futbolistas que tienen un nombre desde hace mucho tiempo. Jugadores muy jóvenes, que tienen dos mundiales y ya fueron campeones de la Copa América. Obviamente que se le mira con mucho respeto. Yo considero que la Roja realmente es una potencia en el fútbol y así lo ha demostrado.

A veces los chilenos valoramos poco lo que tenemos. Antes cuando no teníamos nada, exigíamos tener algo, ganar, no perder al último minuto. Y ahora que tenemos todo, no lo valoramos, considero que hay que respetar mucho a nuestros jugadores, a la selección, porque realmente le han dado mucho a nuestro país y le va a seguir dando, seguramente.

Para cerrar, ¿Qué te pareció el partido con Argentina (1-0)?

- Realmente muchos comentaron, los mismo argentinos acá que son compañeros míos, dijeron que el penal no había sido; que Argentina no estaba jugando a nada, que Chile se plantó allá como si estuviera jugando en su casa. Chile tiene una capacidad tremenda de pararse en cualquier parte del mundo y jugar como si estuviera en Santiago. El fútbol a veces es injusto, uno hace las cosas para ganar y algunas veces no resulta y terminas perdiendo.

Por ahí Argentina también ocupó mucho la viveza, porque el fútbol también se trata de eso; a los argentinos, a los uruguayos, lo que más les sobra es viveza. De manejar los tiempos, de no tirar la pelota rápido, de sacar ventaja deportiva. Eso nos juega un poquito en contra, los chilenos somos muy buenos, muy sanos de cabeza, queremos ganar a la buena. Y a veces no es así, a veces también hay que jugar con lo otro. Eso también lo he aprendido acá en Bolivia, lo importante es ganar, da igual cuánto, pero lo importante es ganar.

0 Comentarios

Normas Mostrar