BETIS

Felipe Gutiérrez es el quinto chileno que no rinde en Betis

El volante, cerca de irse a Brasil, está siendo otro de los fiascos de los nacionales en Heliópolis: Yánez, Mark, Cantatore, Reyes.
Daytona 24 horas: La carrera de Fernando Alonso en directo

0

El Betis y el Inter de Porto Alegre, ahora en la Segunda de Brasil, se encuentran en "conversaciones muy avanzadas" para que el volante chileno Felipe Gutiérrez se marche cedido al menos hasta final de año, con una opción de compra que permitiría al Betis recuperar su inversión de algo más de millón y medio de euros.

El ex Universidad Católica se encuentra ahora mismo con Chile preparando el encuentro de clasificación mundialista que mañana juega ante Venezuela, tras perder la semana pasada contra Argentina. Si se acaba concretando su fichaje por el club brasileño, el centrocampista podría pasar reconocimiento allí antes de cruzar el charco para recoger (momentáneamente) sus cosas.

Fichado en verano al Twente de Holanda como uno de los integrantes del "mejor centro del campo de España tras los grandes (sic)", según el director deportivo Miguel Torrecilla, las lesiones y/o la falta de ritmo competitivo han provocado que Felipe Gutiérrez (753 minutos oficiales en Heliópolis) se convierta en otro de los muchos fiascos de la planificación deportiva que han confeccionado este año el club verdiblanco. Y en la constatación, otra más, de que Chile y el Betis no acaban de llevarse bien, trufada está de fracasos andinos la historia del club verdiblanco. Estos son otros ejemplos:

Patricio Yáñez

Tras cuatro campañas en el Valladolid y otra cedido por los pucelanos al Zaragoza fue traspasado al Betis, donde permaneció algo más de dos años. En la 88-89 descendió a Segunda División tras la promoción con el Tenerife y meses después, con el Betis en Segunda, regresó a su país, al Universidad de Chile. Apenas cuatro tantos hizo en sus 61 partidos béticos este atacante de potentísimo disparo que armaba la pierna rápido, preferentemente por la derecha. La mejor jugada que se le recuerda en el Villamarín no fue de verdiblanco ni tampoco gol. Visitaba al Betis con el Valladolid el 17 de abril de 1983 y, con 1-1 en el marcador, un pepinazo estratosférico del Pato se marchó directo a la cruceta. Esnaola ni vio la pelota pasar. "Todavía, 35 años después, se estará moviendo el palo", afirman los que visionaron aquella jugada en vivo y en directo. Años después, ya de verdiblanco, se prodigó muy poco en su mejor suerte.

Vicente Cantatore

Argentino de nacimiento pero chileno de carrera y de nacionalidad, Vicente Cantatore arribó a un Betis en transición que, tras marcharse Lorenzo Serra Ferrer en 1997 al Barcelona, dirigió con tino Luis Aragonés para clasificar a los verdiblancos en octavo lugar. No era fácil ocupar el hueco de Luis ni tampoco el del mallorquín, y Cantatore no lo hizo. Tras una dilatada y en muchos casos notable trayectoria por varios banquillos de Sudamérica y también de Europa como Valladolid (en varias etapas), Sevilla y Sporting de Lisboa, el chileno duró apenas 10 partidos oficiales como técnico del Betis: 3 de UEFA y siete de Liga. De estos últimos ganó uno, empató dos y perdió cuatro. Tras una goleada en Mestalla (5-1) le sustituyó el vasco Javier Clemente, que salvó al Betis con algunos apuros pero, eso sí, logró en Sevilla aprender a tocar la guitarra...

Mark González

Al igual que Yáñez, Mark González llegó en 2007 a un Betis ya en caída libre después de haber encontrado poco antes la estabilidad e incluso la gloria, campeón de Copa y clasificado para la Champions en 2005. Rápido y vertical, al extremo chileno le mató su propensión a las lesiones, esa bien ganada fama de 'jugador de cristal' que se forjó en los años anteriores y en el Liverpool inglés, del que provenía. En dos temporadas, Mark jugó con el Betis 46 partidos oficiales en los que hizo una nada desdeñable cifra de 11 tantos, goles que no ayudaron por cierto a evitar el descenso a Segunda en 2009. El club verdiblanco conseguiría recuperar la inversión traspasándole al CSKA de Moscú por algo más de seis millones de euros. Por cierto: pocos meses después, Mark contribuiría con el equipo ruso (marcó un gol en la ida) a eliminar al eterno rival verdiblanco, el Sevilla, en octavos de la Champions 09-10.

Lorenzo Reyes

El mediocampista chileno Lorenzo Reyes arribó durante el verano-preludio de la peor campaña en Primera que ha tenido el Betis durante toda su historia, la 2013-14. Provenía Huachipato, llegó junto a Braian Rodríguez, y las operaciones sumaron los dos millones de euros por un porcentaje de sus pases. Menos ruinoso, Reyes aportó durante algún tiempo: jugó 39 partidos oficiales en la campaña del descenso (9 de ellos, de Europa League) y 36 en la siguiente del retorno a Primera. Durante la temporada 15-16 estuvo cedido en el Almería y hace unos meses volvió a su país, al Universidad de Chile aunque antes de irse al Mediterráneo había renovado hasta 2017.