Los Warriors tienen dominio absoluto frente a los Jazz

WARRIORS 115 - JAZZ 104

Los Warriors tienen dominio absoluto frente a los Jazz

Los Jazz intentaron de todo, pero la diferencia de nivel es demasiado grande. 25+11+7 de Durant, 23 de Curry y 21 de Green.

Muy fácil. Puede que incluso demasiado fácil. Después de 96 minutos de eliminatoria y con el previsible 2-0 ya en el electrónico, los Golden State Warriors viajarán a Utah y... Lo normal es que allí tampoco pase nada. La sensación de superioridad es aplastante (casi descorazonadora si piensas que hay un equipo en el otro lado dejándose la piel): sin despegar, porque tampoco hay que hacer sangre, los de Oakland llevan jugando con los Jazz desde que arrancó la serie. Sin forzar los más mínimo, van eligiendo los tirones durante cada partido y mantienen una distancia cómoda pero que mantiene el interés del aficionado. Una goma da manual, pero controlada en todo momento por el equipo que va por delante. Plano. Previsible. Casi aburrido.

Con Gordon Hayward tirando sin parar del animal inofensivo que parecen sus Jazz (33 puntos para el All Star) y Quin Snyder intentando descifrar lo indescifrable, los Warriors se pasearon por segunda vez (2-0) en un Oracle Arena con ganas de fiesta pero sin pastel.

Ni Curry, ni Durant ni Klay Thompson (les sobra de casi todo). El que abrió la lata fue Draymond Green (21 puntos), que quizás protagonizó además los dos momentos más importantes del partido: encendió la mecha con dos triples, al público con otros dos para cerrar el primer cuarto y dio el susto que paralizó a los aficionados a la NBA de todo el mundo durante un par de minutos. Su rodilla falló y el Oracle se llevó las manos a la cabeza, pero el héroe (su estatus en la Bahía) volvió ovacionado y terminó el partido sin problemas.

Pese a que ni Neto ni Exum estuvieron mal, los Jazz echaron muchísimo de menos a un George Hill que fue baja con problemas en el dedo gordo de su pie izquierdo. Snyder tampoco quiso forzar a Favors, que jugó 10 minutos y que sigue luchando contra su propia espalda. Su única carta es el tercer partido en Salt Lake City.

De estos Warriors casi aburridos impresionan los números. En un día poco especial le meten 115 puntos fácil a la defensa de los Jazz, dominan el rebote ante Gobert y reparten 33 asistencias. Es otro nivel de baloncesto... 25+11+7 de Durant (andando), 21+7+6+4 de Green, 14+6+6+2 de Klay y 23+4+7+2 de un Curry al que le falta bostezar... Tienen tres o cuatro niveles más.

0 Comentarios

Normas Mostrar