ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

El descubrimiento de Hoyos

Actualizado a

Parece que no estaba en los planes inicialmente, pero con el paso del tiempo Guillermo Hoyos sorprendió con un cambio trascendente en la línea de ataque de Universidad de Chile. Nadie lo sospechaba, porque tampoco el DT había dado luces al respecto.

En los primeros partidos que condujo el ex técnico de la selección de Bolivia, en La Serena y en un triangular junto al cuadro local y Belgrano de Argentina, partió con Leandro Benegas como centrodelantero. Felipe Mora actuó abierto por la derecha y Gastón Fernández de extremo izquierdo. De los tres, quien más mantenía su posición era precisamente el '9' inicial de Hoyos.

La configuración táctica de la línea ofensiva se verificó también en las primeras fechas del Torneo de Clausura. Benegas se perfilaba como el centroatacante a rajatabla de Hoyos. Entonces, la percepción era que no había ninguna chance a un cambio en el eje del ataque.

Después, la 'Gata' Fernández se fue a Gremio de Brasil y el DT azul metió mano en el equipo. Se esperaba que Benegas siguiera de '9' y que el reemplazante del emigrado argentino actuara como extremo izquierdo. Pero nada de eso pasó en la victoria por 3-1 frente a Palestino.

Hoyos situó a Mora en el centro del ataque y abrió a Benegas hacia la izquierda. El equipo logró una mejor operatividad ofensiva, se impuso sin discusión y tal partido se convirtió en el punto de inflexión de los azules. Desde entonces, la U se insertó en una curva ascendente de rendimiento. Ahora está a un punto de Colo Colo, luchando por obtener el cetro del campeonato.  

Mora viene jugando donde siempre ha debido jugar: en el eje del ataque. Allí, el ex audino entrega lo mejor de su potencial. Diagonales cortas a la espalda de uno de los centrales en la zona crucial del área (el cuadrante frente al arco que va desde el semicírculo hasta la altura del punto penal). Recepción segura del balón de cara a los volantes azules para continuar con la elaboración. Máxima lucidez en el finiquito. Eso, entre otras cosas.

La novedad y el gran descubrimiento de Hoyos es Benegas como extremo izquierdo. Hasta entonces, el zurdo había sido un '9' impenitente. En sus mejores campeonatos en Unión La Calera, que le permitieron el fichaje en la U, era un centroatacante más corredor que aguantador.

Todos bajaban en los cementeros para defender. Una vez recuperada la pelota, se la tiraban para arriba con una mitad de cancha completa por recorrer. Para el zurdo era un festín, atendida su exhuberancia física.

Lo mismo realiza ahora Benegas en la U, pero lo hace por el flanco izquierdo del equipo. El fuelle le alcanza para un ir y venir permanente. Defensivamente apoya sin condiciones a Jean Beausejour. Luego le sobran piernas para subir e involucrarse en la construcción y también en el finiquito (cierra al segundo palo en el ataque por el lado contrario o se sitúa en segunda línea de ataque cuando el que llega a línea de fondo es su pártner por la franja).

Claro, el mérito es de Benegas. Por su adaptabilidad y actitud favorable para emigrar desde el centro a la izquierda. Eso sí, consciente de que allí podría darle cauce al perfil de jugador corredor que lo catapultó en La Calera. Aunque también hay que reconocer el acierto de Hoyos. Tácticamente, el DT la hizo con su descubrimiento.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?