ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CONFECUP 2017 | RUSIA - PORTUGAL

Portugal y Cristiano juegan duelo clave ante Rusia

Tras el 2-2 con México, le espera Rusia y sus compañeros avalan al jugador del Real Madrid: “Está súpermotivado”.

Actualizado a
Ampliar

Cristiano se aísla de la tormenta fiscal española al resguardo de la Seleçao portuguesa. La Copa Confederaciones, un torneo que Alemania se ha tomado casi como un entrenamiento y que vive entre rumores de desaparición, puede ser el bálsamo que necesita el astro para despejar su mente, ensanchar la sonrisa y pensarse su amenaza de dejar el Madrid.

Hoy tiene un reto de esos que le atraen (sigue el partido en directo en AS.com). La campeona de Europa está en el alero tras el inesperado 2-2 ante México de la primera jornada y le espera un partido caliente con Rusia, el anfitrión. La organización sólo ha vendido el 65% de las entradas de esta Confederaciones, pero hoy no habrá huecos en el Spartak Stadium de Moscú...

Situación clasificatoria turbia y ambiente incómodo, aguas que no asustan al siete. “Le veo súpermotivado”, decía ayer Pepe en nombre de un grupo que confía en su líder. Les va, además, algo más que el fútbol. Cristiano y los suyos darán un respiro de 90 minutos a un país que pelea metro a metro contra las llamas.

El rossonero cohabitará en ataque con un Cristiano que provoca pánico en tierra de los zares. “¡No le dejéis acercarse al área!”, imploraba ayer el diario ruso Sport-Express, que le convirtió en un supervillano de cómic rebautizándolo como Doctor Caos. A otros, quizá, les recuerde más a la imponente estatua del gladiador Espartaco, de 25 metros de alto, que vigila una entrada del estadio moscovita.

Portugal se juega no ir al tercer partido ante Nueva Zelanda con el agua al cuello ante una Rusia que ganó 2-0 a los kiwis sin ser un adalid de fútbol vanguardista. A Cherchesov le pega más el cemento soviético que el ballet. Smolov es el único solista y para patear la puerta tiene al central Vasin, el Ramos de San Petersburgo. Marcó de cabeza dos goles decisivos en sus últimos cuatro partidos (en el 1-1 ante Chile y el 3-3 con Bélgica) y contra Nueva Zelanda estrelló un balón en el poste. Pero será Cristiano el que atrapará todas las miradas: las rusas, las portuguesas y las de los preocupados madridistas.

Putin no se fía de su selección...

Llegará al Spartak Stadium en helicóptero y 30 minutos antes del pitido inicial, como suele, para mirar con lupa el partido de Rusia. Vladimir Putin ve esta Copa Confederaciones como el ensayo definitivo antes del Mundial del próximo año y le ha puesto a su selección toda la presión posible. “Esperamos que los jugadores se comprometan con su país, que sean verdaderos guerreros”, dijo el presidente ruso dos días antes del debut contra Nueva Zelanda. Ese 2-0 le hizo sonreír. Pero, según la prensa rusa, no se fía. Antes del torneo le pidió informes a expertos internacionales (el dirigente no ha revelado sus nombres) sobre el nivel competitivo del equipo ruso y recibió “respuestas pesimistas”.
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?