ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ARGENTINA

Las novedades en la pizarra de Sampaoli ante Uruguay

Jorge Sampaoli debutó en partido oficial como técnico de la Albiceleste ante Uruguay. Messi, Di María y sus combinaciones por izquierda los destacados.

Actualizado a

El primer partido oficial de la selección argentina bajo las órdenes de Jorge Sampaoli concurrió como se esperaba. La albiceleste gozó de amplios tramos de posesión en los que Messi fue el protagonista.

Argentina se organizó en un 3-4-2-1 en Montevideo. Fazio, Mercado y Otamendi partían como centrales, con Biglia y Pizarro por delante como mediocentros. Acuña y Di María se dispusieron como falsos carrileros para abrir el campo, dando libertad por dentro a Dybala y Leo Messi. Icardi fue el '9', aunque tuvo poca participación en el partido.

Una de las claves del sistema que plantea Sampaoli es el papel de Messi y Dybala por detrás de Icardi. Los dos futbolistas con mayor cuota de talento de este equipo están condenados a entenderse. Pese a ello, el jugador de la Juve estuvo en muchas ocasiones frenado por el centro del campo uruguayo. A la hora de percurtir, el peligro por parte de Argentina se centraba en el costado izquierdo. Ahí, Di María con su desborde facilitaba la labor del astro del FC Barcelona para lanzar pases al espacio. Pese a su buen partido en cuanto a posición y desborde, a la hora de centrar no se le vio fino. Probablemente se le pueda achacar eso, la toma de decisiones, a la hora de valorar su partido.

Uruguay defendió muy bien, en ciertas ocasiones del partido frenó a Messi y Dybala. Secando la principal fuente de fútbol de este combinado argentino. Nahitan Nández, flamante incorporación de Boca Juniors, y Matías Vecino trabajaron para que Argentina no se sintiera cómoda en el verde.

Icardi, de hecho, sufrió en sus carnes esa defensa tan contundente que realizó Uruguay. El delantero del Inter de Milán apenas realizó un remate a puerta. Pero hay más: Mauro tocó cuatro veces el balón en el partido. Pese a ello, la decisión de Jorge Sampaoli de utilizarle como punta de lanza parece intacta.

Di María y Acuña tenían la misión de generar huecos por fuera, como supuestos carrileros, para sorprender al rival. En este caso, el futbolista del Sporting de Portugal se vio más reservado, sin apenas hacer ningun desmarque de ruptura. La cosa cambió cuando Acosta saltó al terreno de juego en el minuto 60 sustituyendo al propio Acuña. Lautaro abrió el campo y, pese a jugar en el perfil contrario en el que lo hace en Lanús, afinó el plan de Sampaoli y Argentina se encontró más cómoda.

Merece mención aparte el encuentro del 'Fideo' como falso carrilero zurdo. Tanto en ataque como en defensa marcó la diferencia y se supo entender a las mil maravillas con Messi en zona de tres cuartos. Probablemente, la apuesta que mejor le salió al nuevo técnico en Montevideo.

Con este empate, Argentina mantiene intactas sus chances de ir al Mundial de 2018 y deberá confirmar las sensaciones mostradas ante Uruguay en un duelo exigente en el Monumental frente a Venezuela.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?