SÁLVAME

Alba Carrillo la lía en el entrenamiento de la Selección española de fútbol

Alba Carrillo la lía en el entrenamiento de la Selección española de fútbol. Imagen: Telecinco

La ex de Feliciano López lanzó estas incómodas preguntas a los jugadores de la Roja para el programa de Telecinco

Alba Carrillo estrena sección como reportera en el programa de Telecinco Sálvame y acudió a los entrenamientos de la selección española de fútbol para tratar de hablar con los futbolistas a los que no dudó en lanzar todo tipo de preguntas personales.

La ex del tenista Feliciano López trató, sin mucho éxito, de arrancar alguna palabra a jugadores como De Gea, Pedro o Pepe Reina a los que intentó acercarse en su espacio "Las pelotas de Alba" con incómodas preguntas.

De Gea, Pedro y Pepe Reina blanco de los dardos

De Gea se convertía en uno de sus primeros objetivos en su llegada al entrenamiento: «De Gea, oye, ¿qué tal con Edurne? ¿Cuándo le vas a pedir matrimonio? Gástate los dineros y cómprale un pedrusquillo…», oyera o no la pregunta el guardameta del Manchester pasó de largo, como era previsible.

Con tono de burla y haciendo referencia a las informaciones que señalan que el futbolista del Chelsea podría haberle sido infiel a su mujer, Carrillo hacía un gesto con sus manos mientras decía, «¡Ay, Pedro Rodríguez! Este es el de titiríriii…».

El portero Pepe Reina tampoco se libró de la atención de la maniquí al que acusó de hacer chistes solo cuando ganan: «Reina, hijo, cuéntanos un chiste….», le decía al guardameta del S.S.C Napoli. Al no obtener respuésta del jugador le lanzaba el siguiente dardo; «Joe, cuando gana bien que cuenta chistes, pero ahora… más seco que el ‘ojo de un tuerto’».

Polémica con Gerard Piqué

Gerard Piqué volvía a convertirse en el protagonista durante el entrenamiento de la Roja tras su comentada rueda de prensa. Algunos de los presentes silbaron al jugador del FC Barcelona mientras Carrillo salía a defender al central «La gente le está gritando cosas muy feas a Piqué. Vale que no nos ha atendido, pero tampoco hay que ponerse así», decía con ironía.