Los Warriors remontan hasta 18 puntos tras la pelea Green-Beal

WARRIORS 120 - WIZARDS 117

Los Warriors remontan hasta 18 puntos tras la pelea Green-Beal

Los Wizards tuvieron medio partido en el bolsillo en el tercer cuarto, pero los campeones le dieron la vuelta. El banquillo fue clave.

Los Warriors se están acostumbrando a los finales de infarto. Y también a las expulsiones. Cuatro van esta temporada en la NBA y tres han tenido nombre y apellido de los vigentes campeones (Curry, Durant y Green). Ayer, en un duelo de poder a poder contra unos Washington Wizards muy acertados, los de Oakland remontaron hasta 18 puntos en la segunda mitad con Durant como líder y un banquillo decisivo. Y lo hicieron sin un Draymond Green que acabó expulsado al final de la primera parte después de bailar un tango con Bradley Beal.

Klay y Curry fallaron más de la cuenta (5/21 en triples), igual que John Wall (20+14, 7/20 en los tiros). En los dos equipos destacaron las mismas piezas: los aleros y los banquillos. Kevin Durant acabó con 31 puntos, 11 rebotes y seis asistencias en un duelo en el que su par, Otto Porter Jr, se fue hasta los 29 puntos en solo 16 tiros de campo (11/16, 7/9 en los triples) y capturó 10 rebotes. De poder a poder... El último triple de Porter fue impresionante. De más estrella de lo que es/ha sido hasta el momento.

Los secundarios dominaron tramos enteros del partido. Por un lado, Kelly Oubre (titular hasta que vuelva Markieff), Mike Scott y Jodie Meeks, que se combinaron para 43 puntos. Por el otro, Omri Casspi (ocho puntos y +17 en cancha, el mejor de los Warriors), David West  (16 puntos con un increíble 8/9 en los tiros) y un Kevon Looney que aprovechó su primera oportunidad real de la temporada (siete puntos casi seguidos en un tramo decisivo del cuarto cuarto), sustituyendo a Jordan Bell (Kerr dio descanso al rookie) en la rotación.

El titular del choque se lo llevó la tangana que montaron Draymond Green y Bradley Beal al final del segundo cuarto. El altercado se inició con un golpe de Beal en la cara de Draymond y acabó con ambos por los suelos antes de enfilar el camino a los vestuarios (dobles técnicas y expulsados).

Tras seis partidos, los Warriors han sufrido dos derrotas y han salvado los últimos dos partidos de milagro (por cinco puntos o menos). Un 4-2 que podría ser cualquier cosa entre 2-4 y el 5-1. Aún estamos viendo la fase beta (bastante descontrolada) de un equipo que vuelve a ser favorito para repetir anillo.

0 Comentarios

Normas Mostrar