Los Celtics siguen imparables: suman nueve victorias seguidas

HAWKS 107 - CELTICS 110

Los Celtics siguen imparables: suman nueve victorias seguidas

El base dio una exhibición de talento puro. Los Celtics siguen líderes y no ganaban nueve partidos seguidos desde hace siete años.

Primera vez en nueve partidos que los Celtics, la mejor defensa de la NBA, conceden más de 95 puntos a su rival. Pero la racha de victorias continúa de la mano del mago. Cuando el físico flojea y las posibilidades defensivas bajan, el talento de Kyrie Irving es la llave del triunfo.

Buen enfado se cogió Brad Stevens en el tercer cuarto. Y con razón. Sus Celtics ni movían el balón ni rotaban en defensa a la velocidad que toca, la que marca las diferencias y mantiene a Boston como el mejor equipo de la NBA en este arranque de temporada. Pero el back-to-back pesaba (ayer jugaron y ganaron en Orlando) y el buen movimiento de balón y cuerpos de los Hawks (equipo muy bien entrenado: de los que no regalan partidos) hacía mella en la coraza verde. Entonces, apareció la magia de Kyrie para salvar una racha que ya es la mejor de la franquicia en los últimos siete años: nueve triunfos consecutivos (la más larga de la historia de la Liga para un equipo que comienza 0-2).

Rompió barreras con el bote corto (malabares), encontró varias veces el lado débil a una mano y finalizó de todas las maneras posibles. Anotó o asistió en todos los puntos de un 16-2 clave en el tercer cuarto y cerró el partido cuando el balón quemaba. Irving, que llegó a Boston para demostrar que podía ser el líder de un equipo campeón, arrastró siempre más defensores de la cuenta y mató el partido entre canastas (35 puntos, su mejor marca como jugador de los Celtics) y ventajas generadas: para Horford (otro partidazo, 15+10+9, este contra sus Hawks), para Ojeleye (dos triples clave), para Tatum (21+8, el triple que mató el partido desde la esquina izquierda y ni un solo pelo de rookie después de 11 partidos)...

La seriedad de los Hawks, un equipo muy trabajado pero falto de talento, estuvo cerca de conseguir un doblete que hubiera sido realmente impresionante: Cavs y Celtics en poco más de 24 horas. Pero el talento de Kyrie fue demasiado para Schroder (23), Dedmon (19+12), Belinelli (19) y compañía.

Nueve seguidas para los pupilos de Brad Stevens. Nueve seguidas para un equipo herido. Nueve seguidas para los nuevos Boston Celtics.

0 Comentarios

Normas Mostrar