Liga Chilena

El joven DT que entró en la historia de Fernández Vial

Felipe Cornejo tiene sólo 33 años, pero ya suma experiencias importantes. Ahora consiguió el ascenso a Segunda División con el histórico club penquista.

Apenas tiene 33 años, pero Felipe Cornejo ya se ha ganado, con creces, un reconocido sitial en la Octava Región.

Su primer riesgo lo corrió cuando recién cumplió los 30 años. Se aventuró en ser el técnico del siempre aproblemado Naval de Talcahuano, y siempre su equipo tuvo un sello.

Tras un paso por Lota Schwager, otro club que siempre tuvo inconvenientes fuera de la cancha, esta temporada asumió el desafío de devolver al histórico Fernández Vial de regreso al profesionalismo, hecho que concretó el pasado sábado ante 18 mil fanáticos en el Ester Roa.

"Cumplimos con los objetivos trazados. Costó, porque cuando te propones esto es un privilegio que no tienen todos. Es importante dejar esta institución histórica de regreso en el fútbol profesional", indicó el joven DT. "Estoy satisfecho y feliz. Hubo momentos complicados durante el año, la gente y un par de dirigentes se impacientaron, pero nosotros y los jugadores seguimos creyendo en el proyecto el trabajo", agregó.

Siempre enfrentando desafíos, Cornejo recordó su pensamiento cuando llegó al club ferroviario penquista. "Al llegar acá uno sabe a lo que se enfrenta, a la presión y todo. Este es un club grande, que por cosas del fútbol y de la vida estaba en una división amateur. Asumimos el desafío de forma responsable y profesional, y lo conversamos con cada uno de los jugadores de que aquí no se venía a ver cómo nos iba, sino que a pelear desde un principio que es los que nos exigían", sostuvo.

Por ello, para Cornejo llegar a Segunda Profesional es un premio al trabajo realizado. "El resultado se ve hoy con un ascenso y una vuela al fútbol profesional. Estamos felices por creo que merecemos", indicó.

Reconocidos por su juego

"Es agradable jugar con Fernández Vial. Más allá de estar en Tercera División, es un equipo que juega fútbol", decía hace unos meses el técnico de la Universidad de Concepción, Francisco Bozán, en una opinión respaldada por varios de sus pares en la zona y de quienes vieron jugar al Vial.

"Tuvimos partidos amistosos con los equipos de la zona e hicimos siempre un muy buen juego. Nos ayudó mucho el roce y ninguno nos pasó por encima. Eso es creer, todo creimos en el trabajo del otro", señaló Cornejo.

El juego de Fernández Vial alcanzó su máximo rendimiento en las últimas fechas del torneo de Tercera División, y más en el segundo tiempo ante Salamanca en Collao, en el que cerraron el 5-0 que les dio el ascenso."Es lo que tratamos de hacer siempre, en algunos partidos se da y en otros no tanto. Perdimos la identidad en un momento, pero lo conversamos mucho y ahí nos aportó el sicólogo", indicó sobre un profesional que pidieron desde el inicio, pero que sólo estuvo en los tres últimos partidos, dada la realidad económica del club.

Ahora, Felipe Cornejo debe definir su futuro, uno que se ve poco probable que continúe en Fernández Vial porque ofertas no le van a faltar. Eso sí, el técnico quiere desafíos, ya sea con los ferroviarios o sin ellos. "Tengo 33 años, si me conformo con lo que he hecho estoy perdido en la vida. Tengo que seguir aprendiendo para seguir peleando este tipo de situaciones, no estar nunca en la zona de confort porque para mí eso es crítico", indicó.

Además, su experiencia en Segunda División puede ayudar al cambio. "Es una división que conozco. Estuve dos años trabajando ahí, sería lo normal, pero no he conversado con nadie", sentenció Felipe Cornejo.