PRIMERA B

Rieloff vuelve tras un año y medio: "Nunca pensé en el retiro"

El defensor dejó la inactividad competitiva y está listo para disputar el torneo en Melipilla. "Quiero jugar la mayor cantidad de partidos", afirma.

0
Rieloff vuelve tras un año y medio: "Nunca pensé en el retiro"
AS Chile

El último club de Boris Rieloff fue Ñublense en 2016. A mediados de esa temporada dejó Chillán y luego tuvo que lidiar con una inesperada y extensa cesantía. Hasta ahora, cuando Melipilla le volvió a abrir la puertas del fútbol profesional al lateral derecho surgido de Audax Italiano con miras a la temporada 2018, en Primera B.

"Me puso muy contento esta posibilidad. Es un equipo que hizo bien las cosas durante el año anterior, tuvieron la chance de subir y lo lograron. Actualmente, con esas mismas ansias trataremos de hacer un buen papel en este torneo para tratar de ascender, que es lo que queremos todos los jugadores", manifiesta Rieloff a AS Chile.

La inactividad competitiva fue compleja para el ex itálico, pero no dejó de pensar en la reinserción. "Justo cuando quedé sin contrato vino el tema de los campeonatos cortos sin descenso y los equipos no estaban invirtiendo mucho en lo que respecta a jugadores. Me salieron algunas chances, pero la verdad es que en la parte económica no me convenía", dice el defensor, de 34 años.

"Eran opciones fuera de Santiago, tenía que mover a mi familia y eran más los sacrificios que los beneficios, pero nunca se me pasó por cabeza el retiro. Traté de seguir entrenando, de hecho altiro me fui a entrenar en las cadetes de Audax. Ahí me mantuve en la parte física, obviamente que sin tener competencia", agrega.

-¿Cómo se ha sentido en esta vuelta al trabajo diario en un plantel profesional?
-Súper bien, pensé que me iba a afectar un poco más el tema físico, pero no ha repercutido tanto ese aspecto. Sí me tengo que poner a tono en lo que tiene que ver con los partidos, la presión que estos traen. En eso estoy un poco al debe respecto de mis compañeros, pero eso es más fácil de ganar que lo físico.

-¿Cuáles son sus expectativas para el año?
-Mis expectativas son tratar de jugar la mayor cantidad de partidos. Obviamente que hacerlo bien para ver si el año que viene puedo tener beneficios tanto económicos como deportivos. Echaba de menos ese cariño que uno forja con ciertos jugadores en el trato diario. No hice nada más en este año y medio. Me dediqué un poco a estudiar, pero se echa el contacto que se tiene en el camarín.

-¿Eso es lo que más disfruta ahora en el regreso al fútbol?
-Claro, las tallas, compartir. Los compañeros pasan a ser como la segunda familia. Estamos juntos mucho tiempo y estoy contento por eso.

-¿Se proyecta reinsertándose en forma permanente en la actividad?
-Mi idea es seguir jugando, tratar de extender mi estadía acá en Melipilla. O si las cosas andan bien, encontrar un equipo que me mejore la situación contractual. Me siento bien, de físico estoy bien y mentalmente también. Nunca he pensado en el retiro. No he tenido lesiones importantes, tengo todas las ganas de seguir todavía.