U. DE CHILE

Estévez y Kudelka: “Sus equipos juegan bien; son ofensivos”

Invitado a la despedida de Gustavo Canales, el ex delantero argentino analizó la llegada del ex Talleres a la U y también el momento de Palermo en Unión.

0

“Esto es una fiesta”, dijo Raúl “Pipa” Estévez una vez finalizado el partido de despedida de Gustavo Canales en el Santa Laura, duelo para el que vino especialmente.

Gustavo dio todo en este club, todo en la U. de Chile, ganó cosas importantes y se merecía una cosa así”, agregó el mediocampista, que comparte con Canales el haber defendido en Chile tanto a la Unión Española como a la Universidad de Chile.

“Es un partido especial, con sentimientos encontrados. Siempre volver acá es grato y cuando es a la fiesta de un amigo, mucho más”, señaló.

- El finiquito parece que estaba intacto, aunque Gustavo dijo que lo dejaron patear…
- No, anda bien. Cuando se la tiras a la cabeza anda bien. El tema es cuando tiene que picar (ríe).

- Y lo de Palermo…
- Muy bien ¿viste cómo define? Por eso fueron grandes. Te das cuenta cuando le tiras la pelota en la cabeza o en el pie como define.

- ¿Sigues la campaña de la U y de la Unión Española?
- Sí, todo. El fútbol chileno ha evolucionado muchísimo. Lástima que no pudo clasificar al mundial, y eso como que deja una manchita. Pero para los que sabemos de fútbol creemos que lo que lograron estos muchachos fue increíble y estamos claros que se van a levantar.

- ¿Cómo has visto a Palermo como DT de la Unión Española?
- Tuvo momentos muy buenos, momentos donde la tuvo que luchar, pero es un grande que nunca bajó los brazos y eso es de rescatar. Por lo general todo el fútbol está difícil, la gente siempre quiere resultados inmediatos, ganas tres partidos eres el mejor y pierdes tres y eres el peor. De esto se trata, entendemos las reglas del fútbol y tenemos que meterle para adelante.

- ¿Cómo has visto la llegada de Frank Darío Kudelka a la U?
- Es un técnico que en Argentina hizo las cosas muy bien, muy prolijas. Hay que ver ahora como trabaja en Chile. Sus equipos en Argentina jugaban muy bien, bastante ofensivos.