Entrevista AS

El ex mundialista Sub 20 que pasó del fútbol al Kickboxing

Eduardo Tudela participó en el Mundial de Holanda 2005 donde compartió con Matías Fernández y Gonzalo Jara, entre otros. Hoy compite en dicho deporte de combate en Rancagua.

0

En 2005, José Sulantay citó solo a tres delanteros para disputar el Mundial Sub 20 de Holanda. Uno de ellos, era Eduardo Tudela. El jugador, que en ese tiempo pertenecía a Cobreloa, había peleado hasta el final uno de los últimos cupos de la lista que representó a la Roja en los Países Bajos. "Casi me quedo fuera de la lista. Se lesionó Juan Gonzalo Lorca y me llamaron", recuerda en conversación con AS Chile. En ese plantel compartió con figuras como Matías Fernández, Marcelo Díaz, Carlos Villanueva y Gonzalo Jara. 13 años después, el ex atacante se encuentra completamente alejado del fútbol y encontró su otra pasión: el Kickboxing.

"Esto empezó hace tres años. Siempre me gustaron las artes marciales y los deportes de combate, pero nunca me atrevía", comenta, y agrega: "la primera vez fui porque unos primos de mi esposa me invitaron. Hay que tener mucho corazón". 

Eso sí, la primera pelea oficial de su vida no terminó de la mejor forma. "Me lesioné el peroné. Estuve tres o cuatro meses sin poder entrenar, pero el deseo fue más. Es un deporte que me encanta. Mi familia va al club y lo practica", dice el rancagüino que entrena tres días a la semana.

-¿Qué tan diferente es respecto al fútbol?
Ufff, muchísimo. La semana previa a un combate es más intensa que una pretemporada de fútbol. Es súper fuerte, tienes que resistir dos minutos y medio por round y la adrenalina está siempre al máximo.

-¿Cuáles son las claves para tener éxito?
El esfuerzo, la concentración y la estrategia. Porque hay distinto tipos de peleadores: unos que van solo al ataque, otros que te esperan, algunos pegan poco pero en los momentos donde ven una debilidad... Son esos tres factores los más importantes.

-¿Cómo es el ambiente entre los competidores?
Genial. Acá es una familia. Todos se apoyan entre todos. Después de mi lesión hicieron beneficios para juntar dinero, es muy bueno todo. Cuando llegan los nuevos se les enseña y no se les golpea con la violencia de uno más experimentado. Después le van agarrando el gusto. Además que el club donde entreno ha crecido bastante

-Con tres años de experiencia, ¿en qué etapa se encuentra?
Voy creciendo cada vez más, me reviento en las clases y me he dado cuenta que tengo condiciones para este deporte.

-¿Como para competir en niveles superiores? Nacionales, torneos en el exterior...
No, ya pasó la vieja como se dice. Quiero dejarle un mensaje a los más chicos. Sofía, mi hija mayor, tiene 13 años y ya lo practica. Me gustaría que siguiera en esto. Es un deporte que entrega disciplina y también que les permite defenderse el día de mañana.

"El Kickboxing me reencantó con el deporte"

Año 2008. Eduardo Tudela, a préstamo en San Marcos de Arica, sufrió una rotura de ligamentos que lo terminó por alejar del fútbol. "Se me cayó el mundo. Fue un golpe demasiado duro. Después empecé a engordar y me fui distanciando de la actividad. Trabajé en Minería y en otras labores. La etapa de ya futbolista estaba cerrada".

-¿Y qué representa hoy el Kickboxing en su vida?
El Kickboxing me reencantó con el deporte. Ahora me siento muy feliz.