Competición
  • Champions League

ELECCION ANFP

Intervencionismo, la palabra que aterra al gobierno

El proceso eleccionario de la ANFP tiene muchas similitudes con el que sacó a Harold Mayne-Nicholls en 2011 y que en ese momento tuvo un enorme costo en la popularidad del Presidente Piñera.

La candidatura de Pablo Milad era una alternativa interesante para un grupo de clubes y transversal a las posturas del oficialismo y oposición pero, al mismo tiempo, un dolor de cabeza para el Gobierno. ¿La razón? No quieren repetir la mala experiencia del 2010, cuando se acusó a La Moneda de intervencionismo para propiciar la salida de Harold Mayne-Nicholls de la ANFP, un hecho que afectó directamente la popularidad de Sebastián Piñera en su primer mandato.

Milad, quien es intendente de la región del Maule, es un hombre del gobierno y entraría en la pelea directamente contra, posiblemente, Arturo Salah y contra Harold Mayne-Nicholls. La autoridad regional es la mejor carta del bloque opositor.

La historia se parece a la de 2010 y algunos nombres se repiten. La acusación de intervencionismo de aquella vez apuntaba directamente como operador a Gabriel Ruiz-Tagle, quien en esos tiempos era el ministro del Deporte y hoy es presidente de Colo Colo, uno de los clubes líderes de la disidencia.

La salida de Mayne-Nicholls provocó la renuncia del seleccionador Marcelo Bielsa. Todo los bonos de popularidad que Piñera había ganado con el rescate de los 33 mineros en Copiapó se vinieron al suelo con la percepción pública de que el Loco se fue por culpa de una gestión de La Moneda. Fue un golpe durísimo e irrecuperable para Piñera.

Desde el gobierno quieren evitar un bochorno similar y se anticiparon a la jugada. El diputado UDI Celso Morales, por ejemplo, declaró que "no hay intervencionismos de parte del gobierno" el miércoles en El Mercurio, en relación con la candidatura de Milad. Al mismo tiempo, ha habido una campaña para destacar los méritos del ex presidente de Curicó Unido, quien perdió en la elección anterior a manos de Salah.

Los nombres se repiten y el escenario se torna complejo. Pese a que Milad anunció que no será candidato, la historia de las elecciones del fútbol está llena de imprevistos y cambios de parecer. Y desde el gobierno, donde hay bastantes futboleros, siguen atentamente lo que pasa con la elección en Quilín.

0 Comentarios

Normas Mostrar