U. Católica 1 - Colo Colo 0

La UC se prueba la corona

Los cruzados vencieron con un gol de penal de Luciano Aued, cortaron la mala racha ante los albos, y quedan mucho más cerca del título.

Universidad Católica logró sacarse la espina clavada. Su única caída en el torneo había sido ante Colo Colo en la primera rueda y con un penal dudoso. A la hora de la revancha, venció a los albos, también con un penal -que no tuvo nada de dudoso-, quedó con el 13° título al alcance de la mano, con un liderato más sólido que nunca y cuando faltan solo seis fechas para el final del torneo.

El desnivel de un partido trabado, duro e intenso, se produjo a los 54 minutos, con un lanzamiento penal de Luciano Aued, tras una clara falta de Matías Zaldivia sobre Sebastián Sáez. Más allá de lo mezquino del marcador, la UC fue superior ante un Colo Colo que terminó con nueve jugadores y que tuvo al portero Agustín Orión como gran figura.

Cristián Álvarez, en una patriada romántica al inicio, ensayó un tiro desde 25 metros. La trayectoria fue una parábola que Agustín Orión desvió al tiro del esquina. La lluviosa mañana no estaba para riesgos y era mejor usar el puño que apañar.

El ímpetu impuesto y perseguir a todo ritmo a Óscar Opazo le pasaron la cuenta al Huaso. Una lesión muscular lo obligó a salir a los 17 minutos. Se fue llorando, porque sabe que puede ser uno de sus últimos clásicos. En su lugar ingresó Raimundo Rebolledo, uno que iba de titular, pero fue al banco porque pasó la noche con fiebre. El destino a veces está escrito desde antes.

Cuatro minutos más tarde, sin Álvarez y con Magnasco recién ubicándose, el Torta Opazo entró hasta la cocina y casi anota un gol igualito al que anotó el año pasado en San Carlos de Apoquindo. La jugada, eso sí, fue invalidada porque Lucas Barrios estaba fuera de juego y participó.

Colo Colo cargó la cancha hacia el norte, pero sin gran peligro. Un tiro recto de Claudio Baeza, sin problemas para Matías Dituro, fue lo más peligroso. Los 10 minutos finales del primer tiempo fueron para que emparejaran los cruzados. José Pedro Fuenzalida le ganó a la defensa colocolina en un tiro de esquina y su cabezazo fue desviado por Orión. Era la más clara del partido hasta ese momento. A continuación, Juan Manuel Insaurralde le entró con todo a Chapita Fuenzalida y mereció la expulsión

Colo Colo tuvo una inmejorable ocasión para abrir la cuenta en el reinicio. Opazo desbordó y Esteban Paredes falló en la tijera. Para desgracia del Cacique, le quedó la pelota para la derecha. Era un golazo, pero el capitán simplemente no le dio a la pelota.

El desnivel vino a los 11 minutos del complemento. Matías Zaldavia agarró del cuello a Sebastián Sáez dentro del área cuando venía el centro aéreo y el juez Gamboa no dudó en sancionar el penal. Luciano Aued cambió el lado habitual al que dispara, engañó a Orión y pudo abrir la cuenta.

La UC lejos de retroceder a cuidar la ventaja, aplicó más presión al acelerador. Sáez casi anota con un cabezazo bombeado cuando Orión no tenía opción de llegar.

La justicia tardó, pero al final llegó. Insaurralde se fue expulsado por doble amarilla al bajar a Buonanotte antes de ingresar al área. Colo Colo cambió de esquema a línea de cuatro defensiva, con el retroceso de Opazo y Pérez, y con Barroso y Zaldivia como centrales.

Los albos casi lo empataron a los 70'. Primero, Lucas Barrios con un tiro bajo que desvió con la punta de los dedos Dituro y un remate posterior de Carmona que rebotó en Rebolledo.

Héctor Tapia sacó a dos que anduvieron bajo, Damián Perez y Barrios, y envió a Gabriel Suazo e Iván Morales. El técnico colocolino buscaba por todos los medios recuperar un peso ofensivo que fue muy tenue en el estadio de la precordillera.

A los 76', Dituro volvió a salvar un gol hecho. Triungularon Suazo y Valdivia antes de que el portero de la UC desviara el tiro a quemarropa de Morales. En el arco del otro lado anularon por fuera de juego el que habría sido uno el gol más increíble del año: uno de cabeza de Buonanotte

A cinco minutos del final, Carmona tuvo una fuerte entrada sobre Fuenzalida y se ganó la roja directa. Colo Colo, con nueve jugadores y más encima con Esteban Paredes lesionado, dejó de ser un adversario de temer.

Aued tuvo dos opciones de aumentar, pero Orión estuvo brillante. La UC nunca dejó de atacar, pero ya no eran necesarios más goles. Los cruzados ganaron y tienen el título del torneo a tiro de cañón.

0 Comentarios

Normas Mostrar